Willy Blázquez: el currante de la generación X

Una manera castiza de perfilar a este personaje sería decir que tiene más calle que las farolas, más copas que el Real Madrid y más platós que Hollywood. En todos esos escenarios, Willy Blázquez, hijo del recordadísimo y brillante compañero de ABC José Antonio Blázquez, no pasó desapercibido. Pertenece a esa generación X de la Sevilla de los noventa que aprendió a tablear en Matalascañas con Julio Moreno. Ocurre que, lejos de ser una víctima generacional de aquella quinta sin curro, salió listo como una criptomoneda, divertido como una juerga en el Kangaroo y aventurero como un Indiana Jones de Heliópolis. Poniendo copas en el Wind, voló sobre las olas de la noche sevillana, compartiendo momentos sublimes con Terry White,… Ver MásUna manera castiza de perfilar a este personaje sería decir que tiene más calle que las farolas, más copas que el Real Madrid y más platós que Hollywood. En todos esos escenarios, Willy Blázquez, hijo del recordadísimo y brillante compañero de ABC José Antonio Blázquez, no pasó desapercibido. Pertenece a esa generación X de la Sevilla de los noventa que aprendió a tablear en Matalascañas con Julio Moreno. Ocurre que, lejos de ser una víctima generacional de aquella quinta sin curro, salió listo como una criptomoneda, divertido como una juerga en el Kangaroo y aventurero como un Indiana Jones de Heliópolis. Poniendo copas en el Wind, voló sobre las olas de la noche sevillana, compartiendo momentos sublimes con Terry White,… Ver Más

Deja un comentario