Una mujer de 40 años muere por Covid en el Virgen del Rocío de Sevilla tras dar a luz a dos fetos

Una mujer de 40 años falleció este lunes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras pasar casi cuarenta días en la UCI de este centro sanitario, en el que ingresó con Covid a principios del pasado mes de agosto. Su estado de salud fue empeorando a pesar de los esfuerzos de todos los profesionales sanitarios por salvar su vida. La mujer había dado a luz recientemente a dos fetos que tampoco pudieron salir adelante.

No es la primera gestante o parturienta infectada de coronavirus que pierde su vida a causa de esta enfermedad en el mayor hospital sevillano. El pasado 16 de agosto lo hizo otra, algo más joven, tras dar a luz a un bebé en perfecto estado de salud. Murió a causa de un tromboembolismo pulmonar masivo, una de las patologías mortales con que la variante delta del coronavirus, más contagiosa que la anterior, está tiñendo de luto las UCI de muchos hospitales españoles. Otra mujer embarazada falleció en el Virgen del Rocío por la misma causa pocas semanas antes.

Entonces menos de la tercera parte de las embarazadas estaban vacunadas; hoy la pauta de vacunación en el caso de estas personas está muy avanzada, en porcentajes del 65,2 por ciento, según fuentes del Servicio Andaluz de Salud (un 74,5 por ciento ha recibido al menos una dosis).

La quinta ola de la pandemia, protagonizada por la variante Delta, se está mostrando más agresiva que las anteriores variantes del coronavirus con jóvenes y mujeres embarazadas. A mediados del pasado mes hubo hasta siete hospitalizadas. Varias de ellas perdieron los bebés que esperaban, aunque la mayoría lograron sacarlos adelante. Ninguna de estas mujeres estaba vacunada contra la enfermedad que ha matado hasta ahora a 85.393 personas en España, según datos oficiales.

«Es peligroso no vacunarse, especialmente con esta variante tan contagiosa del virus, pero lo es especialmente en el caso de las mujeres embarazadas porque esta enfermedad puede matarlas, como ya ha ocurrido en dos ocasiones a lo largo de esta quinta ola», aseguran fuentes del hospital sevillano. La preocupación por la situación de las gestantes contagiadas el pasado mes de agosto animó a la Consejería de Salud a vacunarlas a todas sin cita previa.

La Comisión de Salud Pública, del Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), asegura en un documento hecho público en agosto que «se debe priorizar la vacunación de las mujeres embarazadas por su mayor riesgo frente al Covid-19, fomentando estrategias de captación específicas para mujeres embarazadas», sin consideraciones de edad de la mujer ni de semanas de gestación,

como se planteó durante los inicios de la campaña de vacunación en España.

El documento recuerda que la vacuna evita complicaciones durante el embarazo en cualquier caso, pero de manera especial «si existen factores de mayor riesgo como pueden ser obesidad, edad mayor de 35 años, hipertensión arterial, diabetes o preeclampsia».

Asegura también que «no existe contraindicación para la vacunación frente al Covid en ningún trimestre del embarazo», y que se debe facilitar que las mujeres embarazadas lleguen completamente vacunadas «al periodo de máximo riesgo de complicaciones por Covid». El Ministerio se refiere a las postrimerías del segundo trimestre y al tercer trimestre del embarazo. Las vacunas elegidas en España para las embarazadas son Pfizer y Moderna.Una mujer de 40 años falleció este lunes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras pasar casi cuarenta días en la UCI de este centro sanitario, en el que ingresó con Covid a principios del pasado mes de agosto. Su estado de salud fue empeorando a pesar de los esfuerzos de todos los profesionales sanitarios por salvar su vida. La mujer había dado a luz recientemente a dos fetos que tampoco pudieron salir adelante.

No es la primera gestante o parturienta infectada de coronavirus que pierde su vida a causa de esta enfermedad en el mayor hospital sevillano. El pasado 16 de agosto lo hizo otra, algo más joven, tras dar a luz a un bebé en perfecto estado de salud. Murió a causa de un tromboembolismo pulmonar masivo, una de las patologías mortales con que la variante delta del coronavirus, más contagiosa que la anterior, está tiñendo de luto las UCI de muchos hospitales españoles. Otra mujer embarazada falleció en el Virgen del Rocío por la misma causa pocas semanas antes.

Entonces menos de la tercera parte de las embarazadas estaban vacunadas; hoy la pauta de vacunación en el caso de estas personas está muy avanzada, en porcentajes del 65,2 por ciento, según fuentes del Servicio Andaluz de Salud (un 74,5 por ciento ha recibido al menos una dosis).

La quinta ola de la pandemia, protagonizada por la variante Delta, se está mostrando más agresiva que las anteriores variantes del coronavirus con jóvenes y mujeres embarazadas. A mediados del pasado mes hubo hasta siete hospitalizadas. Varias de ellas perdieron los bebés que esperaban, aunque la mayoría lograron sacarlos adelante. Ninguna de estas mujeres estaba vacunada contra la enfermedad que ha matado hasta ahora a 85.393 personas en España, según datos oficiales.

«Es peligroso no vacunarse, especialmente con esta variante tan contagiosa del virus, pero lo es especialmente en el caso de las mujeres embarazadas porque esta enfermedad puede matarlas, como ya ha ocurrido en dos ocasiones a lo largo de esta quinta ola», aseguran fuentes del hospital sevillano. La preocupación por la situación de las gestantes contagiadas el pasado mes de agosto animó a la Consejería de Salud a vacunarlas a todas sin cita previa.

La Comisión de Salud Pública, del Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), asegura en un documento hecho público en agosto que «se debe priorizar la vacunación de las mujeres embarazadas por su mayor riesgo frente al Covid-19, fomentando estrategias de captación específicas para mujeres embarazadas», sin consideraciones de edad de la mujer ni de semanas de gestación,

como se planteó durante los inicios de la campaña de vacunación en España.

El documento recuerda que la vacuna evita complicaciones durante el embarazo en cualquier caso, pero de manera especial «si existen factores de mayor riesgo como pueden ser obesidad, edad mayor de 35 años, hipertensión arterial, diabetes o preeclampsia».

Asegura también que «no existe contraindicación para la vacunación frente al Covid en ningún trimestre del embarazo», y que se debe facilitar que las mujeres embarazadas lleguen completamente vacunadas «al periodo de máximo riesgo de complicaciones por Covid». El Ministerio se refiere a las postrimerías del segundo trimestre y al tercer trimestre del embarazo. Las vacunas elegidas en España para las embarazadas son Pfizer y Moderna.

Deja un comentario