Tomás Terry, el hombre que puso al Sicab en el ‘Star system’

Carmen Martínez de Sola, expresidenta de Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (Ancce) y creadora del Salón Internacional del Caballo (Sicab) en 1991, le pidió ayuda a Tomás Terry Merello, ganadero gaditano y amante de este noble animal, para la organización de este concurso, sobre todo en el ámbito de las relaciones públicas. Tiró de su agenda de amigos para poner a Sevilla y al Sicab en el ‘Star system’: Bo Derek, Sofía Loren, Charlton Heston, Gina Lollobrigida, Jacqueline Biset, Claudia Cardinale, Alain Delon,… Son algunos de los famosos que han dado relevancia internacional al concurso, que este años cumple su treinta edición.

A caballo entre su casa de E
l Puerto de Santa María y de Madrid, echa la vista atrás y recuerda aquella petición de Martínez de Sola para formar parte del comité organizador de Sicab, buscar patrocinadores y manejar las relaciones públicas, para lo que «abusó de sus amistades». «Me pidió ayuda para la difusión y divulgación del certamen», confiesa a este periódico Tomás Terry. «Se consiguió ganando notoriedad con los famosos». Y con la Infanta Elena, un gran pilar para el Salón Internacional del Caballo desde sus orígenes.

La tarea no era fácil: «engrandecer» Sicab, partiendo de una primera edición «muy familiar», aunque Tomás Terry ya sabía que el certamen podía ir a más por la respuesta que había tenido. Y tanto que fue a más, convirtiéndose en un concurso de gran prestigio nacional e internacional.

Se muestra «orgulloso» de haber dejado su granito de arena junto a un equipo muy competente durante los más de veinticinco años que ha estado en el comité organizador para hacer de Sicab «el mejor concurso internacional de caballo Pura Raza Española».

Tomás Terry, el pasado viernes en Sicab

Rocío Ruz
Bo Derek fue la encargada de abrir la lista de las ‘celebrities’ en el Sicab. «Era una gran aficionada a los caballos, tenía un rancho en Estados Unidos», ha recordado Terry, quien conoció a Derek en la casa de Nati Abascal durante un rodaje que tuvo en Sevilla.

Su presencia fue «un éxito apoteósico» y ella estaba «muy ilusionada» de visitar el Sicab. Tanto que repitió varios años como célebre visitante. Y no lo hizo sola, sino que vino acompañada de la también actriz Daryl Hannah, «con mi amiga» Diandra Douglas (exmujer de Michael Douglas) o la cantante de country Shania Twain, a la que «nadie» conocía en Sevilla, a pesar de su fama.

Después llegó la colaboración con Sicab de Porcelanosa, que contribuyó con su patrocinio a la presencia de grandes estrellas como Sofía Loren, Catherine Deneuve, Alain Delon o Gina Lollobrigida.
«Unos venían por amistad y otros por patrocinios».

Pero también pisaron el Salón Internacional del Caballo figuras nacionales de «mucha categoría» como Alfredo Krauss, Rocío Jurado, Raphael, etc. «Me di cuenta que Sevilla era una ciudad sabia, que apreciaba a las figuras de calidad, aunque fuesen mayores, frente a las de fama momentánea y sin un mérito especial, que gustaban menos», manifiesta Terry.

Una de las estampas que más le impresionaron de todas las vividas es ver al público en pie durante la vuelta que dio Charlton Heston, a quien trajo unos ganaderos, montado en un coche de caballos antes del espectáculo habitual de Sicab.

El «no» de la ‘signora’ Sofía Loren
De la mano de Porcelanosa la gran diva italiana Sofía Loren acudió al Sicab hace ahora dos décadas. «Aún conservaba su belleza y su atractivo», recuerda Tomás Terry, que subraya que aquella visita fue todo un éxito desde que aterrizó en Sevilla en un avión privado. La expectación comenzó en el aeropuerto. Se hospedó en el hotel Alfonso XIII. Su primera petición era comer jamón.

Tomás, como buen anfitrión, la acompañó al restaurante. «Se tuvo que levantar porque tenía a todos los comensales encima». Del bar a la habitación. Lo habitual en Sicab en que el embajador de ese año paseara en coche de caballos antes del espectáculo sobre la arena.

A Sofía Loren le habían preparado un coche de caballos, una cuarta, «muy bonito». Todo estaba pensado. Sonaría ‘Funiculì, funiculà’. Pero a las cinco de la tarde de aquel día llegó su manager y preguntó por el papel que tenía que hacer ‘la signora’, como la llamaba. Se le explicó y la respuesta fue: «la ‘signora’ no va en carroza». Habría más de 5.000 personas esperándola. «Era lo estipulado».

Cayetana de Alba y Sofía Loren en el Sicab de 2001

Nieves Sanz
El elegante varón que llevaba las relaciones públicas del Salón Internacional pensaba que el manager de la protagonista de «Matrimonio a la italiana», junto a Marcello Mastroianni, creía que pasearían a Loren en una cadriga al estilo ‘Ben-Hur’. «Ya no sabía que argumentarle para convencerle y después de mucho pensar le dije que la Reina Madre de Inglaterra se paseaba con 102 años con una carroza igual. La respuesta del manager en un perfecto italiano fue: la reina es la reina, y la señora es la señora».

Un jamón a la estrella y una paletilla al manager
El resultado es por todos conocidos: la diva italiana no desfiló y no se pudo lucir, aunque quedó «un acto muy bonito con la duquesa de Alba entregándole un detalle». Pese a lo que se pueda pensar, la actriz «fue encantadora», pero el manager «fue un estorbo, como siempre».

Terry apunta un denominador común en todas las estrellas como es su gusto por el jamón. «Todos se van con una pata de jamón de vuelta, y los managers quieren otro, pero a ellos les mandábamos una paletilla».

El ganadero gaditano ha sido testigo de la transformación del Sicab. «Los famosos que interesan ahora al público son más jóvenes, actuales pero más desconocidos. El ‘Star system’ ha ido desapareciendo. El gusto de la gente ha ido cambiando». Entre los famosos que visitaron ayer Sicab está Gloria Camilia, Paloma Lago o Elsa Pataky.

El Sicab es el tercer evento que más riqueza genera en la ciudad después de las dos grandes fiestas como son la Semana Santa y la Feria de Abril. «Y se originó como algo casi familiar. El mundo del caballo y del campo, a pesar del abandono de las administraciónes, trae consigo mucho empleo y riqueza».

Cuando Tomás Terry ve el nivel que ha alcanzado el concurso de caballos de Pura Raza Española no se lo cree, aunque su olfato le hacía pensar que era «un diamante en bruto por pulir».Carmen Martínez de Sola, expresidenta de Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (Ancce) y creadora del Salón Internacional del Caballo (Sicab) en 1991, le pidió ayuda a Tomás Terry Merello, ganadero gaditano y amante de este noble animal, para la organización de este concurso, sobre todo en el ámbito de las relaciones públicas. Tiró de su agenda de amigos para poner a Sevilla y al Sicab en el ‘Star system’: Bo Derek, Sofía Loren, Charlton Heston, Gina Lollobrigida, Jacqueline Biset, Claudia Cardinale, Alain Delon,… Son algunos de los famosos que han dado relevancia internacional al concurso, que este años cumple su treinta edición.

A caballo entre su casa de E
l Puerto de Santa María y de Madrid, echa la vista atrás y recuerda aquella petición de Martínez de Sola para formar parte del comité organizador de Sicab, buscar patrocinadores y manejar las relaciones públicas, para lo que «abusó de sus amistades». «Me pidió ayuda para la difusión y divulgación del certamen», confiesa a este periódico Tomás Terry. «Se consiguió ganando notoriedad con los famosos». Y con la Infanta Elena, un gran pilar para el Salón Internacional del Caballo desde sus orígenes.

La tarea no era fácil: «engrandecer» Sicab, partiendo de una primera edición «muy familiar», aunque Tomás Terry ya sabía que el certamen podía ir a más por la respuesta que había tenido. Y tanto que fue a más, convirtiéndose en un concurso de gran prestigio nacional e internacional.

Se muestra «orgulloso» de haber dejado su granito de arena junto a un equipo muy competente durante los más de veinticinco años que ha estado en el comité organizador para hacer de Sicab «el mejor concurso internacional de caballo Pura Raza Española».

Tomás Terry, el pasado viernes en Sicab

Rocío Ruz
Bo Derek fue la encargada de abrir la lista de las ‘celebrities’ en el Sicab. «Era una gran aficionada a los caballos, tenía un rancho en Estados Unidos», ha recordado Terry, quien conoció a Derek en la casa de Nati Abascal durante un rodaje que tuvo en Sevilla.

Su presencia fue «un éxito apoteósico» y ella estaba «muy ilusionada» de visitar el Sicab. Tanto que repitió varios años como célebre visitante. Y no lo hizo sola, sino que vino acompañada de la también actriz Daryl Hannah, «con mi amiga» Diandra Douglas (exmujer de Michael Douglas) o la cantante de country Shania Twain, a la que «nadie» conocía en Sevilla, a pesar de su fama.

Después llegó la colaboración con Sicab de Porcelanosa, que contribuyó con su patrocinio a la presencia de grandes estrellas como Sofía Loren, Catherine Deneuve, Alain Delon o Gina Lollobrigida.
«Unos venían por amistad y otros por patrocinios».

Pero también pisaron el Salón Internacional del Caballo figuras nacionales de «mucha categoría» como Alfredo Krauss, Rocío Jurado, Raphael, etc. «Me di cuenta que Sevilla era una ciudad sabia, que apreciaba a las figuras de calidad, aunque fuesen mayores, frente a las de fama momentánea y sin un mérito especial, que gustaban menos», manifiesta Terry.

Una de las estampas que más le impresionaron de todas las vividas es ver al público en pie durante la vuelta que dio Charlton Heston, a quien trajo unos ganaderos, montado en un coche de caballos antes del espectáculo habitual de Sicab.

El «no» de la ‘signora’ Sofía Loren
De la mano de Porcelanosa la gran diva italiana Sofía Loren acudió al Sicab hace ahora dos décadas. «Aún conservaba su belleza y su atractivo», recuerda Tomás Terry, que subraya que aquella visita fue todo un éxito desde que aterrizó en Sevilla en un avión privado. La expectación comenzó en el aeropuerto. Se hospedó en el hotel Alfonso XIII. Su primera petición era comer jamón.

Tomás, como buen anfitrión, la acompañó al restaurante. «Se tuvo que levantar porque tenía a todos los comensales encima». Del bar a la habitación. Lo habitual en Sicab en que el embajador de ese año paseara en coche de caballos antes del espectáculo sobre la arena.

A Sofía Loren le habían preparado un coche de caballos, una cuarta, «muy bonito». Todo estaba pensado. Sonaría ‘Funiculì, funiculà’. Pero a las cinco de la tarde de aquel día llegó su manager y preguntó por el papel que tenía que hacer ‘la signora’, como la llamaba. Se le explicó y la respuesta fue: «la ‘signora’ no va en carroza». Habría más de 5.000 personas esperándola. «Era lo estipulado».

Cayetana de Alba y Sofía Loren en el Sicab de 2001

Nieves Sanz
El elegante varón que llevaba las relaciones públicas del Salón Internacional pensaba que el manager de la protagonista de «Matrimonio a la italiana», junto a Marcello Mastroianni, creía que pasearían a Loren en una cadriga al estilo ‘Ben-Hur’. «Ya no sabía que argumentarle para convencerle y después de mucho pensar le dije que la Reina Madre de Inglaterra se paseaba con 102 años con una carroza igual. La respuesta del manager en un perfecto italiano fue: la reina es la reina, y la señora es la señora».

Un jamón a la estrella y una paletilla al manager
El resultado es por todos conocidos: la diva italiana no desfiló y no se pudo lucir, aunque quedó «un acto muy bonito con la duquesa de Alba entregándole un detalle». Pese a lo que se pueda pensar, la actriz «fue encantadora», pero el manager «fue un estorbo, como siempre».

Terry apunta un denominador común en todas las estrellas como es su gusto por el jamón. «Todos se van con una pata de jamón de vuelta, y los managers quieren otro, pero a ellos les mandábamos una paletilla».

El ganadero gaditano ha sido testigo de la transformación del Sicab. «Los famosos que interesan ahora al público son más jóvenes, actuales pero más desconocidos. El ‘Star system’ ha ido desapareciendo. El gusto de la gente ha ido cambiando». Entre los famosos que visitaron ayer Sicab está Gloria Camilia, Paloma Lago o Elsa Pataky.

El Sicab es el tercer evento que más riqueza genera en la ciudad después de las dos grandes fiestas como son la Semana Santa y la Feria de Abril. «Y se originó como algo casi familiar. El mundo del caballo y del campo, a pesar del abandono de las administraciónes, trae consigo mucho empleo y riqueza».

Cuando Tomás Terry ve el nivel que ha alcanzado el concurso de caballos de Pura Raza Española no se lo cree, aunque su olfato le hacía pensar que era «un diamante en bruto por pulir».

Deja un comentario