Sevilla se reconcilia con las iglesias del Polígono de San Pablo

El acto, escondido en los márgenes de la actualidad, tuvo todo el aire de una reparación, refrendado además con la asistencia de familiares directos de los arquitectos Luis Recaséns y Antonio de la Peña en la colocación de la placa de la fundación Docomomo Ibérico en la fachada de la parroquia de San Pablo en el polígono residencial del mismo nombre. En cierto modo, Sevilla se reconciliaba con la arquitectura de aquellos templos adelantados a su época construidos en los barrios A (parroquia de San Pedro y San Pablo), B (parroquia de Nuestra Señora del Pilar), D (parroquia de San Ignacio de Loyola) y E (parroquia de San Francisco Javier).

La ciudad –al menos, la oficial– ha tardado 55 años… Ver MásEl acto, escondido en los márgenes de la actualidad, tuvo todo el aire de una reparación, refrendado además con la asistencia de familiares directos de los arquitectos Luis Recaséns y Antonio de la Peña en la colocación de la placa de la fundación Docomomo Ibérico en la fachada de la parroquia de San Pablo en el polígono residencial del mismo nombre. En cierto modo, Sevilla se reconciliaba con la arquitectura de aquellos templos adelantados a su época construidos en los barrios A (parroquia de San Pedro y San Pablo), B (parroquia de Nuestra Señora del Pilar), D (parroquia de San Ignacio de Loyola) y E (parroquia de San Francisco Javier).

La ciudad –al menos, la oficial– ha tardado 55 años… Ver Más

Deja un comentario