Sevilla instala 2,5 kilómetros de nuevos separadores para evitar la «frecuente invasión del carril bus»

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Movilidad y en coordinación con la empresa municipal de transporte urbano, Tussam, ha instalado separadores a lo largo de 2,5 kilómetros de carriles bus en las vías principales con el fin de mejorar la velocidad comercial de los autobuses urbanos y el transporte público, evitando así «la frecuente invasión de vehículos privados» no autorizados en calles en la que se dificulta la circulación de los autobuses. Este plan de instalación progresiva de separadores de carriles bus en aquellos puntos críticos de la ciudad en los que se haya constatado una invasión frecuente de estos carriles cuenta con un presupuesto de licitación de más de 213.000 euros y se desarrollará a lo largo de este mes de diciembre, tal como ha informado este martes el Consistorio.

Los trabajos se han iniciado en el paseo de Colón y, paulatinamente, continuarán en las siguientes vías hasta completar los 2.500 metros previstos: avenida de Andalucía en dos tramos, en el que queda comprendido entre la calle Amor y el centro comercial Los Arcos y entre Manuel Velasco Pando y El Greco; avenida Menéndez Pelayo, entre la avenida de Málaga y Eduardo Dato; paseo de Las Delicias-La Palmera, entre la Glorieta de los Marineros y Cardenal Bueno Monreal; San Juan de Ribera; puente del Cristo de la Expiración; Kansas City; y la calle Torneo. El modelo ‘Madrid’ o ‘aleta de tiburón’ es el elegido para los separadores, alternado con balizas h-75 en la cabecera y h-50 intermedios para una mejor visibilidad de los elementos, que han sido empleados con éxito en otras ciudades españolas y que evitan, asimismo, los problemas y daños que ocasionaban los de hormigón que se usaban hace dos décadas en la capital hispalense. Se trata, de hecho, del enésimo intento en este sentido, ya que los diseños anteriores han fracasado en su mayor parte por su fragilidad y la falta de reposición adecuada y frecuente cuando esos elementos se perdían.

Con este plan, que también beneficia al servicio público del taxi, se cumple el objetivo de evitar estos desplazamientos hacia los carriles bus que dificultan la circulación de los autobuses de Tussam, reduciendo a su vez su velocidad comercial, una medida incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y que formaba parte también de los acuerdos en materia presupuestaria con el grupo Adelante Sevilla en pasados ejercicios.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, el socialista Juan Carlos Cabrera, ha visitado el Paseo de Colón, junto al gerente de Tussam, Rubén García, con motivo del inicio de estos trabajos, tras la que Cabrera ha destacado que siguen «avanzando en la puesta en marcha de iniciativas que están contempladas dentro del PMUS para mejorar la velocidad comercial del transporte público». En esta línea, Cabrera ha recordado otras medidas como «la ampliación del Metrocentro o el diseño de la red de transporte público de alta capacidad, que ha obtenido 39 millones de fondos europeos, y la creación de un nuevo intercambiador de transporte en Santa Justa. Son, junto a esta nueva inversión en separadores de carril bus, un ejemplo de la importancia que este gobierno da a la mejora del transporte público urbano dentro del marco indiscutible de los compromisos adquiridos a nivel europeo en materia de reducción de emisiones de aquí al 2030, de mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y de las ciudadanas y de la seriedad y rigor con que se está ejecutando la hoja de ruta marcada por el PMUS».El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Movilidad y en coordinación con la empresa municipal de transporte urbano, Tussam, ha instalado separadores a lo largo de 2,5 kilómetros de carriles bus en las vías principales con el fin de mejorar la velocidad comercial de los autobuses urbanos y el transporte público, evitando así «la frecuente invasión de vehículos privados» no autorizados en calles en la que se dificulta la circulación de los autobuses. Este plan de instalación progresiva de separadores de carriles bus en aquellos puntos críticos de la ciudad en los que se haya constatado una invasión frecuente de estos carriles cuenta con un presupuesto de licitación de más de 213.000 euros y se desarrollará a lo largo de este mes de diciembre, tal como ha informado este martes el Consistorio.

Los trabajos se han iniciado en el paseo de Colón y, paulatinamente, continuarán en las siguientes vías hasta completar los 2.500 metros previstos: avenida de Andalucía en dos tramos, en el que queda comprendido entre la calle Amor y el centro comercial Los Arcos y entre Manuel Velasco Pando y El Greco; avenida Menéndez Pelayo, entre la avenida de Málaga y Eduardo Dato; paseo de Las Delicias-La Palmera, entre la Glorieta de los Marineros y Cardenal Bueno Monreal; San Juan de Ribera; puente del Cristo de la Expiración; Kansas City; y la calle Torneo. El modelo ‘Madrid’ o ‘aleta de tiburón’ es el elegido para los separadores, alternado con balizas h-75 en la cabecera y h-50 intermedios para una mejor visibilidad de los elementos, que han sido empleados con éxito en otras ciudades españolas y que evitan, asimismo, los problemas y daños que ocasionaban los de hormigón que se usaban hace dos décadas en la capital hispalense. Se trata, de hecho, del enésimo intento en este sentido, ya que los diseños anteriores han fracasado en su mayor parte por su fragilidad y la falta de reposición adecuada y frecuente cuando esos elementos se perdían.

Con este plan, que también beneficia al servicio público del taxi, se cumple el objetivo de evitar estos desplazamientos hacia los carriles bus que dificultan la circulación de los autobuses de Tussam, reduciendo a su vez su velocidad comercial, una medida incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y que formaba parte también de los acuerdos en materia presupuestaria con el grupo Adelante Sevilla en pasados ejercicios.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, el socialista Juan Carlos Cabrera, ha visitado el Paseo de Colón, junto al gerente de Tussam, Rubén García, con motivo del inicio de estos trabajos, tras la que Cabrera ha destacado que siguen «avanzando en la puesta en marcha de iniciativas que están contempladas dentro del PMUS para mejorar la velocidad comercial del transporte público». En esta línea, Cabrera ha recordado otras medidas como «la ampliación del Metrocentro o el diseño de la red de transporte público de alta capacidad, que ha obtenido 39 millones de fondos europeos, y la creación de un nuevo intercambiador de transporte en Santa Justa. Son, junto a esta nueva inversión en separadores de carril bus, un ejemplo de la importancia que este gobierno da a la mejora del transporte público urbano dentro del marco indiscutible de los compromisos adquiridos a nivel europeo en materia de reducción de emisiones de aquí al 2030, de mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y de las ciudadanas y de la seriedad y rigor con que se está ejecutando la hoja de ruta marcada por el PMUS».

Deja un comentario