Pigafetta, el cronista italiano de la primera vuelta al mundo que desmonta la leyenda negra de España

Los españoles no somos unos santos, pero nunca se nos pasó por la imaginación edificar América con osamentas indígenas
Los aztecas le arrancaban el corazón a los guerreros de los pueblos vecinos y se lo ofrecían a sus dioses con la sangre aún bullendo, empalaban luego sus cabezas y finalmente construían torres cuyos ladrillos eran las calaveras de los sacrificados. El ‘zompantli’ de los mexicas, muralla de cráneos, es un icono de la historia de la barbarie humana. Los españoles no somos unos santos, pero nunca se nos pasó por la imaginación edificar América con osamentas indígenas. Por eso el Archivo de Indias es la meca de todos los sudamericanos que a diario se hacen un selfi en su fachada. La… Ver MásLos españoles no somos unos santos, pero nunca se nos pasó por la imaginación edificar América con osamentas indígenas
Los aztecas le arrancaban el corazón a los guerreros de los pueblos vecinos y se lo ofrecían a sus dioses con la sangre aún bullendo, empalaban luego sus cabezas y finalmente construían torres cuyos ladrillos eran las calaveras de los sacrificados. El ‘zompantli’ de los mexicas, muralla de cráneos, es un icono de la historia de la barbarie humana. Los españoles no somos unos santos, pero nunca se nos pasó por la imaginación edificar América con osamentas indígenas. Por eso el Archivo de Indias es la meca de todos los sudamericanos que a diario se hacen un selfi en su fachada. La… Ver Más

Deja un comentario