Muere a los 49 años Fernando Reyes Rico, párroco de San Julián

Consternación en las feligresías de San Julián y Santa Marina en la tarde de este martes 7 de septiembre. El párroco de estos templos, Fernando Reyes Rico, ha muerto los 49 años de edad por causas que no han transcendido.

El suceso se dio conocer en las últimas horas de la tarde tras el hallazgo del cuerpo sin vida del sacerdote por parte de la limpiadora del domicilio pertenenciente a la parroquia de San Julián, donde residía desde hac eun año.

Era el máximo responsable de este templo donde reciben culto las hermandades de la Hiniesta y el Rosario, así como de la Resurrección, que reside en la iglesia de Santa Marina. Tomó posesión de su cargo en septiembre de 2020 y en pocos días cumplía su primer año al frente de esta feligresía.

Era muy conocido en la localidad de Alcalá del Río tras pasar años de párroco en la Santa María de la Asunción. Meses antes de su despedida, este templo se vio obligado a cerrar en septiembre de 2020 por el positivo en Covid-19 del propio párroco, hecho que no parece guardar relación con la muerte un año después del suceso.

El Arzobispado de Sevilla ya se ha puesto en contacto con las entidades parroquiales afectadas y anunciará los datos del funeral en las próximas horas.Consternación en las feligresías de San Julián y Santa Marina en la tarde de este martes 7 de septiembre. El párroco de estos templos, Fernando Reyes Rico, ha muerto los 49 años de edad por causas que no han transcendido.

El suceso se dio conocer en las últimas horas de la tarde tras el hallazgo del cuerpo sin vida del sacerdote por parte de la limpiadora del domicilio pertenenciente a la parroquia de San Julián, donde residía desde hac eun año.

Era el máximo responsable de este templo donde reciben culto las hermandades de la Hiniesta y el Rosario, así como de la Resurrección, que reside en la iglesia de Santa Marina. Tomó posesión de su cargo en septiembre de 2020 y en pocos días cumplía su primer año al frente de esta feligresía.

Era muy conocido en la localidad de Alcalá del Río tras pasar años de párroco en la Santa María de la Asunción. Meses antes de su despedida, este templo se vio obligado a cerrar en septiembre de 2020 por el positivo en Covid-19 del propio párroco, hecho que no parece guardar relación con la muerte un año después del suceso.

El Arzobispado de Sevilla ya se ha puesto en contacto con las entidades parroquiales afectadas y anunciará los datos del funeral en las próximas horas.

Deja un comentario