Margarita Robles anima a los jóvenes a ingresar en el Ejército del Aire durante su visita a Tablada

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este lunes el acuartelamiento de Tablada donde ha presidido el acto central por el centenario de la creación de la antigua base aérea. Una efeméride que se lleva celebrando a lo largo de este año con diferentes actividades. Robles ha estado acompañada por el general jefe del Estado Mayor del Aire, Javier Salto Martínez-Avial. Ha habido mucha presencia de periodistas, esperando tomar declaraciones a la ministra sobre asuntos que atañen directamente a la provincia sevillana como la salida de los marines de la base de Morón o cómo avanza el programa de construcción de blindados 8×8 del que forma parte la fábrica de Santa Bárbara en Alcalá de Guadaira. Pero la ministra no ha querido responder a las preguntas de los periodistas.

A las doce de la mañana ha llegado Robles junto a sus colaboradores a bordo de un autobús. Le ha recibido el general Salto Martínez- Avial y juntos han pasado revista a la unidad de honores. Previamente se ha escuchado en la plaza de armas donde se ha desarrollado el acto, una glosa histórica sobre los cien años del Tablada en la que se han repasado los grandes vuelos que partieron de la antigua Dehesa de Tablada, así como del papel de este enclave como germen del sector aeroespacial en Andalucía.

La ministra de Defensa ha agradecido el cariño que siempre muestra Sevilla con su Ejército y ha recordado lo que se vivió en el Día de las Fuerzas Armadas de 2019, «cuando la ciudad se lanzó a la calle (…) Es la mejor manifestación de la Andalucía pujante». En este sentido, se ha dirigido a los más jóvenes que había en el público y les ha animado a que formen parte del Ejército del Aire como un futuro certero.

La ministra ha ensalzado el papel del Ejército del Aire, del que ha destacado su papel proporcionando seguridad al país «las 24 horas del día, todos los días del año»; así como su rol en las misiones internacionales o sus recientes despliegues en Kabul para la evacuación de personal civil de la capital afgana ante la implantación del régimen talibán con sus aviones de transporte militar A-400M, ensamblados precisamente en Sevilla; o para la ayuda movilizada ante la erupción volcánica que castiga a la isla canaria de La Palma.

Posteriormente ha tenido lugar un homenaje a los que dieron su vida por España. En un improvisado monolito se ha depositado una corona de laurel. El final lo ha puesto el sobrevelo de dos aviones eurofighter procedentes de la Base Aérea de Morón. Unas aeronaves que han hecho una segunda pasada por encima del acuartelamiento iniciando un desfile final en el que han participado unidades a pie y vehículos de las unidades que forman parte del acuartelamiento aéreo.

Una vez finalizado el acto militar, la ministra ha firmado en el libro de honor de Tablada y ha descubierto una placa conmemorativa en el edificio que alberga la Sala Histórica. Sobre Tablada, Robles ha afirmado que constituye «una parte esencial de la historia del Ejército del Aire».

La secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; el delegado del Gobierno, Pedro Fernández; el jefe del Mando Aéreo General, general de división Juan Ángel Treceño; el jefe del ACAR y de la Agrupación Tablada, el coronel Alberto Quirós, también asistieron a la ceremonia, entre otras autoridades civiles y militares.La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este lunes el acuartelamiento de Tablada donde ha presidido el acto central por el centenario de la creación de la antigua base aérea. Una efeméride que se lleva celebrando a lo largo de este año con diferentes actividades. Robles ha estado acompañada por el general jefe del Estado Mayor del Aire, Javier Salto Martínez-Avial. Ha habido mucha presencia de periodistas, esperando tomar declaraciones a la ministra sobre asuntos que atañen directamente a la provincia sevillana como la salida de los marines de la base de Morón o cómo avanza el programa de construcción de blindados 8×8 del que forma parte la fábrica de Santa Bárbara en Alcalá de Guadaira. Pero la ministra no ha querido responder a las preguntas de los periodistas.

A las doce de la mañana ha llegado Robles junto a sus colaboradores a bordo de un autobús. Le ha recibido el general Salto Martínez- Avial y juntos han pasado revista a la unidad de honores. Previamente se ha escuchado en la plaza de armas donde se ha desarrollado el acto, una glosa histórica sobre los cien años del Tablada en la que se han repasado los grandes vuelos que partieron de la antigua Dehesa de Tablada, así como del papel de este enclave como germen del sector aeroespacial en Andalucía.

La ministra de Defensa ha agradecido el cariño que siempre muestra Sevilla con su Ejército y ha recordado lo que se vivió en el Día de las Fuerzas Armadas de 2019, «cuando la ciudad se lanzó a la calle (…) Es la mejor manifestación de la Andalucía pujante». En este sentido, se ha dirigido a los más jóvenes que había en el público y les ha animado a que formen parte del Ejército del Aire como un futuro certero.

La ministra ha ensalzado el papel del Ejército del Aire, del que ha destacado su papel proporcionando seguridad al país «las 24 horas del día, todos los días del año»; así como su rol en las misiones internacionales o sus recientes despliegues en Kabul para la evacuación de personal civil de la capital afgana ante la implantación del régimen talibán con sus aviones de transporte militar A-400M, ensamblados precisamente en Sevilla; o para la ayuda movilizada ante la erupción volcánica que castiga a la isla canaria de La Palma.

Posteriormente ha tenido lugar un homenaje a los que dieron su vida por España. En un improvisado monolito se ha depositado una corona de laurel. El final lo ha puesto el sobrevelo de dos aviones eurofighter procedentes de la Base Aérea de Morón. Unas aeronaves que han hecho una segunda pasada por encima del acuartelamiento iniciando un desfile final en el que han participado unidades a pie y vehículos de las unidades que forman parte del acuartelamiento aéreo.

Una vez finalizado el acto militar, la ministra ha firmado en el libro de honor de Tablada y ha descubierto una placa conmemorativa en el edificio que alberga la Sala Histórica. Sobre Tablada, Robles ha afirmado que constituye «una parte esencial de la historia del Ejército del Aire».

La secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; el delegado del Gobierno, Pedro Fernández; el jefe del Mando Aéreo General, general de división Juan Ángel Treceño; el jefe del ACAR y de la Agrupación Tablada, el coronel Alberto Quirós, también asistieron a la ceremonia, entre otras autoridades civiles y militares.

Deja un comentario