Manuel Rodríguez Luque: el hombre que mira a los toros

Rogelio Sosa, la izquierda de caoba que le puso al fútbol verdoso el lujo de la madera noble, decía que tenía un cuerpo ideal para colocarlo en las barreras. Manolo tiene jechuras de cabo gastador. Es grande como un pívot y sólido como Sierra Morena. Todo el mundo lo conoce por Manolón, que es el eco fonético de sus dimensiones rotundas. Hijo del banderillero Tito de San Bernardo, que en gloria esté, pocos dones toreros le dieron virtudes a su afición, a la que accedió de la mano de su abuelo materno. Siendo un chinorri, su abuelo, lo llevaba a los toros y al fútbol. Y ahí prendieron las dos grandes candelas de su vida, las que incendiaron con una… Ver MásRogelio Sosa, la izquierda de caoba que le puso al fútbol verdoso el lujo de la madera noble, decía que tenía un cuerpo ideal para colocarlo en las barreras. Manolo tiene jechuras de cabo gastador. Es grande como un pívot y sólido como Sierra Morena. Todo el mundo lo conoce por Manolón, que es el eco fonético de sus dimensiones rotundas. Hijo del banderillero Tito de San Bernardo, que en gloria esté, pocos dones toreros le dieron virtudes a su afición, a la que accedió de la mano de su abuelo materno. Siendo un chinorri, su abuelo, lo llevaba a los toros y al fútbol. Y ahí prendieron las dos grandes candelas de su vida, las que incendiaron con una… Ver Más

Deja un comentario