«La tecnología es el final del proceso, antes hay que hacer una buena gestión»

La construcción de destinos inteligentes es el gran reto de todos los municipios turísticos, que están inmersos actualmente en una transformación acelerada por las exigencias que ha impuesto la pandemia. La sociedad estatal de gestión e innovación Segittur, creada en 2002, se ha convertido en un aliado fundamental para recorrer ese camino, tanto para las grandes ciudades con tradición turística como Sevilla como para pequeños pueblos a los que este ente asesora y ayuda, como se ha puesto de manifiesto en la jornada sobre destinos turísticos inteligentes que han organizado Segittur y ABC en las Setas, con el patrocinio de Renfe y Sacyr.

El evento, que ha sido conducido por el redactor jefe de este medio, Javier Rubio; ha arrancado con una reflexión sobre los nuevos retos a conquistar de gobernanza, tecnología, sostenibilidad, gestión y liderazgo y el momento que vive cada localidad con actividad turística. Sobre ello han debatido el presidente de la sociedad estatal de gestión e innovación, Enrique Martínez, y el delegado municipal del ramo en Sevilla, Antonio Muñoz, en un coloquio moderado por el director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra. Y precisamente el punto de partida de este diálogo ha sido la definición de lo que es un destino inteligente, Martínez lo describe como una nueva idea de gestión, aclarando que «antes se identificaba el turismo con la actividad de hoteles, monumentos, restaurantes, etcétera, ahora ese peso recae también en los gestores». «El éxito de un lugar se reparte al 50% entre el ámbito privado y el público«, ha advertido.

Y en este nuevo concepto es importante hacer un diagnóstico de la situación pasa conocer el punto de partida. Esa es la misión de Segittur, como ha explicado su presidente, que cuenta con una red de destinos inteligentes en el que ya hay 347 miembros, de los que 226 son ayuntamiento, otros 50 instituciones oficiales, 78 empresas y tres observadores independientes. El análisis y la formación son los dos pilares de la estrategia que está desplegando, el tercero es la incorporación de nuevas tecnologías que ayuden a mejorar el conocimiento y la atención que se presta al visitante.

En este punto ha asegurado que «la innovación es muy importante, pero es el final del proceso, antes hay que hacer una buena gestión». «Nosotros establecemos una relación muy estrecha con los ayuntamientos» a los que asesoran sobre asuntos como la accesibilidad, la incorporación de aplicaciones o los nuevos sistemas de control de flujos. Con el del Sevilla esa relación se ha llevado a un nivel superior con la firma de un convenio de colaboración para el desarrollo de nuevos sistemas que permitan una mejor gestión. El delegado municipal ha recordado que su equipo trabaja en un proceso de «mejora continua» porque «sólo a través de la transformación digital podremos seguir siendo un destino pujante».

A este respecto ha señalado que «si miramos atrás vemos que lo que hacíamos hace una década era promoción asistiendo a ferias y elaborando acciones de marketing y estudios de demanda, hoy trabajamos el destino y nos preocupamos por conocer más y mejor a los que nos visitan». Sobre la situación del sector en la ciudad, ha comentado que «el momento es delicado en todo el mundo» por la evolución de la pandemia y la aparición de una nueva cepa, pero ha pedido ante todo «sentido común» porque «a día de hoy no hay ni un solo dato que muestre que es peligroso viajar».

Para terminar, el director de ABC les ha lanzado una pregunta a ambos componentes de esta mesa de diálogo sobre qué posición deben de tener los medios de comunicación ante el bombardeo de datos y noticias negativas que llegan desde distintos ámbitos, incluido departamentos oficiales. Los dos han coincidido en que «hay un exceso de negatividad que muestra una visión del mundo peor de la que es». También consideran que no es bueno transmitir inseguridad e incertidumbre. Y ante eso piden «más reflexión y, sobre todo, sentido común en los mensajes que se publican».

Manuel Rey durante su conferencia en la sala Feeling de las Setas

Raúl Doblado
Un cambio de modelo
Posteriormente ha tomado la palabra el catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Sevilla
, Manuel Rey, quien ha hablado sobre la necesidad de los destinos de definir una nueva estrategia turística apoyada en la sostenibilidad. El experto ha advertido de que la sobrecarga de los recursos ya estaba siendo un problema y la llegada de la pandemia ha permitido, entre otras cosas, poner en eso el foco.

El profesor Rey ha destacado que hasta ahora los gestores se centraban en indicadores como el número de visitantes, las pernoctaciones o el nivel de ocupación para evaluar el éxito. «Efectivamente todo eso ofrece una foto real de la situación, pero no exacta» y ha planteado otros conceptos como la percepción del visitante, su fidelidad o la personalidad que nos atribuyen. Todo eso da una información mucho más amplia que, además, permite mejorar la oferta.

El ponente ha abogado por llevar a cabo una gestión equilibrada, lo que requiere «trabajar y centrar recursos de la forma más honesta posible en el turista que más aporte al territorio». En eso las nuevas tecnologías son grandes aliadas, pero no dan la respuesta por sí solas. Igualmente ha advertido de que en esta actividad, «ya no es admisible la visión cortoplacista sin pensar en las consecuencias».La construcción de destinos inteligentes es el gran reto de todos los municipios turísticos, que están inmersos actualmente en una transformación acelerada por las exigencias que ha impuesto la pandemia. La sociedad estatal de gestión e innovación Segittur, creada en 2002, se ha convertido en un aliado fundamental para recorrer ese camino, tanto para las grandes ciudades con tradición turística como Sevilla como para pequeños pueblos a los que este ente asesora y ayuda, como se ha puesto de manifiesto en la jornada sobre destinos turísticos inteligentes que han organizado Segittur y ABC en las Setas, con el patrocinio de Renfe y Sacyr.

El evento, que ha sido conducido por el redactor jefe de este medio, Javier Rubio; ha arrancado con una reflexión sobre los nuevos retos a conquistar de gobernanza, tecnología, sostenibilidad, gestión y liderazgo y el momento que vive cada localidad con actividad turística. Sobre ello han debatido el presidente de la sociedad estatal de gestión e innovación, Enrique Martínez, y el delegado municipal del ramo en Sevilla, Antonio Muñoz, en un coloquio moderado por el director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra. Y precisamente el punto de partida de este diálogo ha sido la definición de lo que es un destino inteligente, Martínez lo describe como una nueva idea de gestión, aclarando que «antes se identificaba el turismo con la actividad de hoteles, monumentos, restaurantes, etcétera, ahora ese peso recae también en los gestores». «El éxito de un lugar se reparte al 50% entre el ámbito privado y el público«, ha advertido.

Y en este nuevo concepto es importante hacer un diagnóstico de la situación pasa conocer el punto de partida. Esa es la misión de Segittur, como ha explicado su presidente, que cuenta con una red de destinos inteligentes en el que ya hay 347 miembros, de los que 226 son ayuntamiento, otros 50 instituciones oficiales, 78 empresas y tres observadores independientes. El análisis y la formación son los dos pilares de la estrategia que está desplegando, el tercero es la incorporación de nuevas tecnologías que ayuden a mejorar el conocimiento y la atención que se presta al visitante.

En este punto ha asegurado que «la innovación es muy importante, pero es el final del proceso, antes hay que hacer una buena gestión». «Nosotros establecemos una relación muy estrecha con los ayuntamientos» a los que asesoran sobre asuntos como la accesibilidad, la incorporación de aplicaciones o los nuevos sistemas de control de flujos. Con el del Sevilla esa relación se ha llevado a un nivel superior con la firma de un convenio de colaboración para el desarrollo de nuevos sistemas que permitan una mejor gestión. El delegado municipal ha recordado que su equipo trabaja en un proceso de «mejora continua» porque «sólo a través de la transformación digital podremos seguir siendo un destino pujante».

A este respecto ha señalado que «si miramos atrás vemos que lo que hacíamos hace una década era promoción asistiendo a ferias y elaborando acciones de marketing y estudios de demanda, hoy trabajamos el destino y nos preocupamos por conocer más y mejor a los que nos visitan». Sobre la situación del sector en la ciudad, ha comentado que «el momento es delicado en todo el mundo» por la evolución de la pandemia y la aparición de una nueva cepa, pero ha pedido ante todo «sentido común» porque «a día de hoy no hay ni un solo dato que muestre que es peligroso viajar».

Para terminar, el director de ABC les ha lanzado una pregunta a ambos componentes de esta mesa de diálogo sobre qué posición deben de tener los medios de comunicación ante el bombardeo de datos y noticias negativas que llegan desde distintos ámbitos, incluido departamentos oficiales. Los dos han coincidido en que «hay un exceso de negatividad que muestra una visión del mundo peor de la que es». También consideran que no es bueno transmitir inseguridad e incertidumbre. Y ante eso piden «más reflexión y, sobre todo, sentido común en los mensajes que se publican».

Manuel Rey durante su conferencia en la sala Feeling de las Setas

Raúl Doblado
Un cambio de modelo
Posteriormente ha tomado la palabra el catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Sevilla
, Manuel Rey, quien ha hablado sobre la necesidad de los destinos de definir una nueva estrategia turística apoyada en la sostenibilidad. El experto ha advertido de que la sobrecarga de los recursos ya estaba siendo un problema y la llegada de la pandemia ha permitido, entre otras cosas, poner en eso el foco.

El profesor Rey ha destacado que hasta ahora los gestores se centraban en indicadores como el número de visitantes, las pernoctaciones o el nivel de ocupación para evaluar el éxito. «Efectivamente todo eso ofrece una foto real de la situación, pero no exacta» y ha planteado otros conceptos como la percepción del visitante, su fidelidad o la personalidad que nos atribuyen. Todo eso da una información mucho más amplia que, además, permite mejorar la oferta.

El ponente ha abogado por llevar a cabo una gestión equilibrada, lo que requiere «trabajar y centrar recursos de la forma más honesta posible en el turista que más aporte al territorio». En eso las nuevas tecnologías son grandes aliadas, pero no dan la respuesta por sí solas. Igualmente ha advertido de que en esta actividad, «ya no es admisible la visión cortoplacista sin pensar en las consecuencias».

Deja un comentario