La Pablo de Olavide estrena observatorios para los pájaros

La laguna efímera que hay en la Universidad Pablo de Olavide es uno de los emblemas de su campus ya que hasta ella acuden desde hace tiempo numerosas especies de aves migratorias puesto que hay más de cien tipos distintos en esta zona que se encuentra en plena naturaleza. Por ello el rectorado de la UPOha querido reforzar este emblemático paraje con la creación de nuevos observatorios para el avistamiento de pájaros en un espacio en el que hay numerosas especies de avifauna acuática como cigüeñuelas, garcillas y moritos, entre otras.

De hecho, el rector Francisco Oliva, en su discurso de apertura del inicio del nuevo curso hace unas semanas insistió en su apuesta por la sostenibilidad del campus y, en esa línea, ha creado un vicerrectorado de Campus Saludable y Deporte en su equipo de gobierno para que se encargue de estos temas. Sobre todo, porque la UPOofrece muchas posibilidades por su ubicación en el paraje en el que se encuentra situado, en plena naturaleza.

Pues bien, una de las iniciativas que han decidido poner en marcha es la construcción de estos observatorios que permiten ver las aves que hasta allí llegan para anidar sin ser observados por ellas.

La idea es que las personas que los usen no asusten a los animales al asomarse ya que cuando se percatan de la presencia humana lo normal es que se espanten. Así se puede estar observando el espectáculo y a la vez no molestar a los pájaros.

Se trata de dos nuevos miradores que se suman al que ya había en la universidad y que tendrán uso tanto para la docencia como para la investigación y la divulgación. Para ello se ha llevado a cabo una inversión inicial de 11.000 euros, que es lo que han costado las dos nuevas casetas de madera que ya están instaladas en la laguna y que se suman a la que ya había.

Mejora
Además, desde la UPO aseguran que también trabajan en el diseño de bancos y en la mejora de los suelos de madera. Y tienen la intención de poner paneles informativos con indicaciones sobre la geología y la fauna de la zona.

Junto a ello, entre los objetivos también está la gestión de la laguna, que hay que limpiar cada temporada y que, según los expertos, es una de las típicas de la campiña sevillana que se forman cada año y se llenan en función de las lluvias.

La Delegación Territorial de Andalucía de SEO/BirdLife para la conservación de las aves silvestres y su hábitat se instaló en el campus en el año 2014 y ha llevado a cabo numerosas actividades relacionadas con la naturaleza. Hay incluso un grupo denominado «pajareo por la UPO» que realiza recorridos por los alrededores del campus universitario, observando aves y aprendiendo cómo identificar los distintos tipos de especies que por allí pasan.

Se proyecta un centro acuático y de raquetas
Entre los proyectos futuros de la UPO figura un «Centro Acuático y de Raqueta», según se anunció en la última reunión del consejo de gobierno,Se trata de una infraestructura demandada pero costosa para la que es imprescindible establecer fórmulas de colaboración público-privada. De momento se ha realizado un estudio técnico de viabilidad, tras el cual se ha dado luz verde al proyecto económico. El proyecto supondría ceder el uso (no la propiedad) del suelo durante determinado número de años y una empresa asumiría la construcción de la piscina y las pistas. La Universidad haría una aportación económica en un escenario de tres o cuatro años, que prácticamente coincidiría con el descuento que el personal de la universidad tendría para acceder a las instalaciones.La idea está aún en una fase embrionaria.La laguna efímera que hay en la Universidad Pablo de Olavide es uno de los emblemas de su campus ya que hasta ella acuden desde hace tiempo numerosas especies de aves migratorias puesto que hay más de cien tipos distintos en esta zona que se encuentra en plena naturaleza. Por ello el rectorado de la UPOha querido reforzar este emblemático paraje con la creación de nuevos observatorios para el avistamiento de pájaros en un espacio en el que hay numerosas especies de avifauna acuática como cigüeñuelas, garcillas y moritos, entre otras.

De hecho, el rector Francisco Oliva, en su discurso de apertura del inicio del nuevo curso hace unas semanas insistió en su apuesta por la sostenibilidad del campus y, en esa línea, ha creado un vicerrectorado de Campus Saludable y Deporte en su equipo de gobierno para que se encargue de estos temas. Sobre todo, porque la UPOofrece muchas posibilidades por su ubicación en el paraje en el que se encuentra situado, en plena naturaleza.

Pues bien, una de las iniciativas que han decidido poner en marcha es la construcción de estos observatorios que permiten ver las aves que hasta allí llegan para anidar sin ser observados por ellas.

La idea es que las personas que los usen no asusten a los animales al asomarse ya que cuando se percatan de la presencia humana lo normal es que se espanten. Así se puede estar observando el espectáculo y a la vez no molestar a los pájaros.

Se trata de dos nuevos miradores que se suman al que ya había en la universidad y que tendrán uso tanto para la docencia como para la investigación y la divulgación. Para ello se ha llevado a cabo una inversión inicial de 11.000 euros, que es lo que han costado las dos nuevas casetas de madera que ya están instaladas en la laguna y que se suman a la que ya había.

Mejora
Además, desde la UPO aseguran que también trabajan en el diseño de bancos y en la mejora de los suelos de madera. Y tienen la intención de poner paneles informativos con indicaciones sobre la geología y la fauna de la zona.

Junto a ello, entre los objetivos también está la gestión de la laguna, que hay que limpiar cada temporada y que, según los expertos, es una de las típicas de la campiña sevillana que se forman cada año y se llenan en función de las lluvias.

La Delegación Territorial de Andalucía de SEO/BirdLife para la conservación de las aves silvestres y su hábitat se instaló en el campus en el año 2014 y ha llevado a cabo numerosas actividades relacionadas con la naturaleza. Hay incluso un grupo denominado «pajareo por la UPO» que realiza recorridos por los alrededores del campus universitario, observando aves y aprendiendo cómo identificar los distintos tipos de especies que por allí pasan.

Se proyecta un centro acuático y de raquetas
Entre los proyectos futuros de la UPO figura un «Centro Acuático y de Raqueta», según se anunció en la última reunión del consejo de gobierno,Se trata de una infraestructura demandada pero costosa para la que es imprescindible establecer fórmulas de colaboración público-privada. De momento se ha realizado un estudio técnico de viabilidad, tras el cual se ha dado luz verde al proyecto económico. El proyecto supondría ceder el uso (no la propiedad) del suelo durante determinado número de años y una empresa asumiría la construcción de la piscina y las pistas. La Universidad haría una aportación económica en un escenario de tres o cuatro años, que prácticamente coincidiría con el descuento que el personal de la universidad tendría para acceder a las instalaciones.La idea está aún en una fase embrionaria.

Deja un comentario