La Madeja: Juan el tranquilo

Espadas es un hombre hablador. Muy hablador. Tanto que a veces parece que vive acelerado. Pero detrás de su fachada dicharachera y aparentemente nerviosa hay una persona muy fría. El alcalde lo prevé todo, mide cada gesto, jamás da un paso sin haber estudiado todas las posibles reacciones que tendrá. Lo tiene todo calculado. A veces acierta y a veces se equivoca, como todo el mundo, pero nunca improvisa. Y cuando tiene que tomar una decisión importante, no le cuenta sus reflexiones ni a la almohada. Es mucho más reservado de lo que parece. El salto a la política andaluza en pugna con Susana Díaz lo dio después de un largo proceso silencioso de búsqueda de apoyos. Hasta que no… Ver MásEspadas es un hombre hablador. Muy hablador. Tanto que a veces parece que vive acelerado. Pero detrás de su fachada dicharachera y aparentemente nerviosa hay una persona muy fría. El alcalde lo prevé todo, mide cada gesto, jamás da un paso sin haber estudiado todas las posibles reacciones que tendrá. Lo tiene todo calculado. A veces acierta y a veces se equivoca, como todo el mundo, pero nunca improvisa. Y cuando tiene que tomar una decisión importante, no le cuenta sus reflexiones ni a la almohada. Es mucho más reservado de lo que parece. El salto a la política andaluza en pugna con Susana Díaz lo dio después de un largo proceso silencioso de búsqueda de apoyos. Hasta que no… Ver Más

Deja un comentario