La botellona vuelve a las calles e invade Sevilla

La botellona ha vuelto con fuerza y parece invadir las calles de Sevilla. Tras el retorno de la normalidad y la relajación de las restricciones sanitarias que permanecían en vigor por la pandemia de Covid-19, este fin de semana numerosos jóvenes han vuelto a salir a concentrarse en lugares públicos de la ciudad para beber.

Este fin de semana es el primero en el que la Junta de Andalucía ha levantado la mano de las prohibiciones tras el final de la quinta ola y ha permitido la apertura del ocio nocturno hasta las 5 de la madrugada. Y tras la relajación de los protocolos, la vuelta de las concentraciones ha sido inmediata. Se han visto por toda la ciudad y más descontrolada que nunca como ha ocurrido en otras provincias recientemente.

Así, durante la noche del pasado viernes y la madrugada de este sábado las ha habido prácticamente en los mismos lugares donde se producían antes de la pandemia. Se ha visto a jóvenes bebiendo en la calle en zonas de Nervión, los Remedios en el entorno del río y del campo de la Feria. También
en zonas cercanas al Parque de María Luisa y en la avenida de Montes Sierra. A esa última, junto a una conocida discoteca, tuvo que acudir la pasada madrugada un dispositivo policial ya que la concentración se prolongó hasta las 5 de la madrugada, la misma hora hasta la que ya se permite a las discotecas mantenerse abierta.

Además, este sábado la botellona se ha concentrado en la isla Cartuja en plena tarde. Pese a las altas temperaturas, con los termómetros en torno a los 30 grados, centenares de jóvenes permanecen en la avenida de los Descubrimientos en las inmediaciones del auditorio Rocío Jurado donde este sábado hay música tecno en directo. Desde las 15 horas hasta las 2 de la madrugada dos DJ (Rebels y Wade) pinchan discos, lo que ha provocado una gran afluencia de público durante toda la tarde.

Por todas partes
Desde primeras horas los jóvenes hayan invadido la zona. Se han visto escenas de chicos y chicas bebiendo y bailando en plena calle entre los numerosos vehículos aparcados en la avenida. También a algunos haciendo sus necesidades en las vías públicas junto a la valla de la Cartuja.

Fuentes policiales han admitido a ABC que el botellón «está por todas partes y descontrolado» este fin de semana en Sevilla y que «no hay medios ni agentes suficientes para cubrir las denuncias».

El dispositivo con el que cuenta la Policía Local para actuar contra este tipo de conductas se ha activado durante el fin de semana y se ha actuado en los puntos más conflictivos disolviendo algunas de esas botellonas ya que, aunque los datos sanitarios hayan mejorado, la botellona sigue siendo ilegal en Andalucía. Lo es desde que en el año 2006 se prohibió por Ley la permanencia y concentración de personas consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas del término municipal que el Ayuntamiento haya establecido como permitidas.

Además, por el momento y a falta de que este domingo el Ayuntamiento haga balance de las actuaciones del fin de semana, se han inspecionado un total de 17 establecimientos, se ha procedido a la suspensión de la actividad en uno de ellos, un local cerrado en la avenida Marqués de Paradas, y se han cursado al menos cinco actas de denuncias por parte de línea verde del Ayuntamiento que se ocupa de estas actuaciones.La botellona ha vuelto con fuerza y parece invadir las calles de Sevilla. Tras el retorno de la normalidad y la relajación de las restricciones sanitarias que permanecían en vigor por la pandemia de Covid-19, este fin de semana numerosos jóvenes han vuelto a salir a concentrarse en lugares públicos de la ciudad para beber.

Este fin de semana es el primero en el que la Junta de Andalucía ha levantado la mano de las prohibiciones tras el final de la quinta ola y ha permitido la apertura del ocio nocturno hasta las 5 de la madrugada. Y tras la relajación de los protocolos, la vuelta de las concentraciones ha sido inmediata. Se han visto por toda la ciudad y más descontrolada que nunca como ha ocurrido en otras provincias recientemente.

Así, durante la noche del pasado viernes y la madrugada de este sábado las ha habido prácticamente en los mismos lugares donde se producían antes de la pandemia. Se ha visto a jóvenes bebiendo en la calle en zonas de Nervión, los Remedios en el entorno del río y del campo de la Feria. También
en zonas cercanas al Parque de María Luisa y en la avenida de Montes Sierra. A esa última, junto a una conocida discoteca, tuvo que acudir la pasada madrugada un dispositivo policial ya que la concentración se prolongó hasta las 5 de la madrugada, la misma hora hasta la que ya se permite a las discotecas mantenerse abierta.

Además, este sábado la botellona se ha concentrado en la isla Cartuja en plena tarde. Pese a las altas temperaturas, con los termómetros en torno a los 30 grados, centenares de jóvenes permanecen en la avenida de los Descubrimientos en las inmediaciones del auditorio Rocío Jurado donde este sábado hay música tecno en directo. Desde las 15 horas hasta las 2 de la madrugada dos DJ (Rebels y Wade) pinchan discos, lo que ha provocado una gran afluencia de público durante toda la tarde.

Por todas partes
Desde primeras horas los jóvenes hayan invadido la zona. Se han visto escenas de chicos y chicas bebiendo y bailando en plena calle entre los numerosos vehículos aparcados en la avenida. También a algunos haciendo sus necesidades en las vías públicas junto a la valla de la Cartuja.

Fuentes policiales han admitido a ABC que el botellón «está por todas partes y descontrolado» este fin de semana en Sevilla y que «no hay medios ni agentes suficientes para cubrir las denuncias».

El dispositivo con el que cuenta la Policía Local para actuar contra este tipo de conductas se ha activado durante el fin de semana y se ha actuado en los puntos más conflictivos disolviendo algunas de esas botellonas ya que, aunque los datos sanitarios hayan mejorado, la botellona sigue siendo ilegal en Andalucía. Lo es desde que en el año 2006 se prohibió por Ley la permanencia y concentración de personas consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas del término municipal que el Ayuntamiento haya establecido como permitidas.

Además, por el momento y a falta de que este domingo el Ayuntamiento haga balance de las actuaciones del fin de semana, se han inspecionado un total de 17 establecimientos, se ha procedido a la suspensión de la actividad en uno de ellos, un local cerrado en la avenida Marqués de Paradas, y se han cursado al menos cinco actas de denuncias por parte de línea verde del Ayuntamiento que se ocupa de estas actuaciones.

Deja un comentario