Jaime Alpresa León: Darwin según el Arenal

Verán. Jaime Alpresa, antes de grabar cuatro discos de rumbas con sus hermanos y ser el rey de las espinacas en su restaurante baratillero, subió sofás a los pisos sin ascensor de Montequinto; hizo agujeros para las argollas de las cortinas de baños; fue elevador de cubos mezclosos (albañil); recorrió medio mundo cantando rumbas y hoy es un solicitado hostelero en el Arenal. Lo de las espinacas no es cuento. En el 21 le reconocieron su peripecia en la comida preferida de Popeye y le dieron 30.000 euros que los utilizó para pagar el ICO. Pero antes de regentar ese santuario del paladar en pleno Baratillo, donde saluda a los toreros amigos y le dice al tío del puro, «Morante… Ver MásVerán. Jaime Alpresa, antes de grabar cuatro discos de rumbas con sus hermanos y ser el rey de las espinacas en su restaurante baratillero, subió sofás a los pisos sin ascensor de Montequinto; hizo agujeros para las argollas de las cortinas de baños; fue elevador de cubos mezclosos (albañil); recorrió medio mundo cantando rumbas y hoy es un solicitado hostelero en el Arenal. Lo de las espinacas no es cuento. En el 21 le reconocieron su peripecia en la comida preferida de Popeye y le dieron 30.000 euros que los utilizó para pagar el ICO. Pero antes de regentar ese santuario del paladar en pleno Baratillo, donde saluda a los toreros amigos y le dice al tío del puro, «Morante… Ver Más

Deja un comentario