Izado de bandera en Tablada en homenaje a los sanitarios del Virgen del Rocío

Con motivo del centenario de la creación de la base aérea de Tablada, el Ejército del Aire ha organizado este jueves un Izado Solemne de Bandera en reconocimiento a la labor prestada por los profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío durante la pandemia.

El acto ha estado presidido por el general director de Enseñanza del Ejército del Aire, Enrique Jesús Biosca Vázquez; el director gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán Ruiz, y el director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Molina, junto al resto del equipo directivo y una amplia representación de profesionales sanitarios, de gestión y servicios del hospital sevillano y otros centros sanitarios públicos con los que ha trabajado en todo este tiempo.

Al finalizar el acto, los doctores. Guzmán y Molina han manifestado el orgullo de haber recibido este reconocimiento compartido agradeciendo públicamente el izado. Asimismo, han destacado también la vital participación que están teniendo todos los cuerpos y fuerza del Estado durante la pandemia, y en especial del Ejército, desde que el 26 de febrero del año pasado ingresara el primer paciente por Covid el Hospital Universitario Virgen del Rocío. De hecho, la Unidad Militar de Emergencia (UME) ha estado colaborando de una manera asidua en tareas de desinfección de los exteriores del hospital desde el inicio.

Los profesionales han atendido cerca de 6.000 pacientes por COVID en el centro, aunque también han existido programas de atención domiciliaria para los casos más leves y de medicalización de residencias de ancianos con idea de poder ofrecer una asistencia integral. Para ello, el equipo directivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha ido actualizando de manera permanente el Plan de Contingencia que estableció desde el inicio, con idea de ordenar la reestructuración de la asistencia sanitaria y adaptarla día a día a las nuevas necesidades, como la creación de espacios de aislamiento en los servicios más sensibles, entre ellos las Urgencias, salas de espera, plantas de hospitalización y UCI.

Además, ha incrementado y automatizado la tecnología de laboratorio para agilizar los estudios de perfil COVID de los pacientes sospechosos. Y ha destacado la puesta en funcionamiento del Hospital de Emergencia COVID, antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla, como uno de los 25 proyectos de obras que se han ejecutado de emergencia en este tiempo asociados de financiación COVID, que ha superado los 45 millones de euros.Con motivo del centenario de la creación de la base aérea de Tablada, el Ejército del Aire ha organizado este jueves un Izado Solemne de Bandera en reconocimiento a la labor prestada por los profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío durante la pandemia.

El acto ha estado presidido por el general director de Enseñanza del Ejército del Aire, Enrique Jesús Biosca Vázquez; el director gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán Ruiz, y el director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Molina, junto al resto del equipo directivo y una amplia representación de profesionales sanitarios, de gestión y servicios del hospital sevillano y otros centros sanitarios públicos con los que ha trabajado en todo este tiempo.

Al finalizar el acto, los doctores. Guzmán y Molina han manifestado el orgullo de haber recibido este reconocimiento compartido agradeciendo públicamente el izado. Asimismo, han destacado también la vital participación que están teniendo todos los cuerpos y fuerza del Estado durante la pandemia, y en especial del Ejército, desde que el 26 de febrero del año pasado ingresara el primer paciente por Covid el Hospital Universitario Virgen del Rocío. De hecho, la Unidad Militar de Emergencia (UME) ha estado colaborando de una manera asidua en tareas de desinfección de los exteriores del hospital desde el inicio.

Los profesionales han atendido cerca de 6.000 pacientes por COVID en el centro, aunque también han existido programas de atención domiciliaria para los casos más leves y de medicalización de residencias de ancianos con idea de poder ofrecer una asistencia integral. Para ello, el equipo directivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha ido actualizando de manera permanente el Plan de Contingencia que estableció desde el inicio, con idea de ordenar la reestructuración de la asistencia sanitaria y adaptarla día a día a las nuevas necesidades, como la creación de espacios de aislamiento en los servicios más sensibles, entre ellos las Urgencias, salas de espera, plantas de hospitalización y UCI.

Además, ha incrementado y automatizado la tecnología de laboratorio para agilizar los estudios de perfil COVID de los pacientes sospechosos. Y ha destacado la puesta en funcionamiento del Hospital de Emergencia COVID, antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla, como uno de los 25 proyectos de obras que se han ejecutado de emergencia en este tiempo asociados de financiación COVID, que ha superado los 45 millones de euros.

Deja un comentario