Interior nombra como jefe superior de Policía a Andrés Garrido, antiguo comisario provincial de Sevilla

Las quinielas estaban bien orientadas en esta ocasión y el nombre que sonaba con más insistencia en los pasillos de la Jefatura Superior de Policía estaban en lo cierto. El Ministerio del Interior ha nombrado como jefe superior de Policía en Andalucía Occidental a Andrés Martín Garrido Cancio, quien hasta ahora estaba al frente de la Policía en Ceuta. Es un viejo conocido en Blas Infante porque fue comisario provincial de Sevilla en 2017.

En un comunicado, Interior ha oficializado el nombramiento del ministro Fernando Grande-Marlaska a propuesta del director general de la Policía, Francisco Pardo. De Garrido Cancio destacan su acreditada carrera profesional y una sólida experiencia en la Policía Nacional. Lo cierto es que el nuevo jefe superior de Policía de Andalucía Occidental regresa a Andalucía, un destino deseado no sólo por su condición de andaluz, ya que es jiennense de nacimiento, sino también porque se despide de un destino muy complicado. Durante su etapa en la ciudad autónoma le ha tocado enfrentarse a una de las crisis migratorias más agudas de los últimos años cuando en la pasada primavera, Marruecos decidió abrir sus fronteras para presionar a España.

Sobre su curriculum, Interior señala que el comisario principal Garrido Cancio ingresó en 1982 en la Policía Nacional. Su primer destino fue la Brigada Provincial de Policía Judicial de San Sebastián, donde prestó servicio en los grupos de investigación especializados en robos con fuerza, estafas y atracos. En 1991 fue destinado a la Unidad de Intervención Policial de Sevilla, donde permaneció 16 años desempeñando diferentes puestos de responsabilidad. En 1999 ascendió a la categoría de inspector jefe, y en 2006 a la de comisario, momento en el que fue nombrado jefe de la comisaría de Jerez de la Frontera (Cádiz), donde permaneció siete años y medio. En 2014 fue designado jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid. En ese puesto ascendió a comisario principal en junio del 2016. En marzo de 2017 fue nombrado comisario provincial de Sevilla y, en enero de 2019, jefe superior de Ceuta, donde se encontraba en estos momentos.

Garrido posee diferentes condecoraciones tanto nacionales como extranjeras entre las que destacan tres cruces al Mérito Policial, dos de ellas con distintivo rojo, además de la Cruz de Oficial de Isabel la Católica, la Encomienda al Mérito Civil y las cruces al Mérito de la Policía del municipio de Sevilla y de la Policía Local de Madrid.Las quinielas estaban bien orientadas en esta ocasión y el nombre que sonaba con más insistencia en los pasillos de la Jefatura Superior de Policía estaban en lo cierto. El Ministerio del Interior ha nombrado como jefe superior de Policía en Andalucía Occidental a Andrés Martín Garrido Cancio, quien hasta ahora estaba al frente de la Policía en Ceuta. Es un viejo conocido en Blas Infante porque fue comisario provincial de Sevilla en 2017.

En un comunicado, Interior ha oficializado el nombramiento del ministro Fernando Grande-Marlaska a propuesta del director general de la Policía, Francisco Pardo. De Garrido Cancio destacan su acreditada carrera profesional y una sólida experiencia en la Policía Nacional. Lo cierto es que el nuevo jefe superior de Policía de Andalucía Occidental regresa a Andalucía, un destino deseado no sólo por su condición de andaluz, ya que es jiennense de nacimiento, sino también porque se despide de un destino muy complicado. Durante su etapa en la ciudad autónoma le ha tocado enfrentarse a una de las crisis migratorias más agudas de los últimos años cuando en la pasada primavera, Marruecos decidió abrir sus fronteras para presionar a España.

Sobre su curriculum, Interior señala que el comisario principal Garrido Cancio ingresó en 1982 en la Policía Nacional. Su primer destino fue la Brigada Provincial de Policía Judicial de San Sebastián, donde prestó servicio en los grupos de investigación especializados en robos con fuerza, estafas y atracos. En 1991 fue destinado a la Unidad de Intervención Policial de Sevilla, donde permaneció 16 años desempeñando diferentes puestos de responsabilidad. En 1999 ascendió a la categoría de inspector jefe, y en 2006 a la de comisario, momento en el que fue nombrado jefe de la comisaría de Jerez de la Frontera (Cádiz), donde permaneció siete años y medio. En 2014 fue designado jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid. En ese puesto ascendió a comisario principal en junio del 2016. En marzo de 2017 fue nombrado comisario provincial de Sevilla y, en enero de 2019, jefe superior de Ceuta, donde se encontraba en estos momentos.

Garrido posee diferentes condecoraciones tanto nacionales como extranjeras entre las que destacan tres cruces al Mérito Policial, dos de ellas con distintivo rojo, además de la Cruz de Oficial de Isabel la Católica, la Encomienda al Mérito Civil y las cruces al Mérito de la Policía del municipio de Sevilla y de la Policía Local de Madrid.

Deja un comentario