El Hospital de Valme pone una placa y el nombre de la unidad de Reanimación al anestesista que murió por Covid

El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha dedicado un emotivo reconocimiento al que fuera jefe de sección del servicio de Anestesiología, doctor Fernando Caba Barrientos, fallecido en diciembre del año pasado por impacto del Covid-19. Dada su especial vinculación con al ámbito del Dolor Postoperatorio, se ha descubierto una placa con su nombre a la entrada de la Unidad de Reanimación Postanestésica, en agradecimiento a su labor y así mantener vivo su recuerdo.

De 66 años de edad y granadino de nacimiento, Fernando Caba llevaba más de tres décadas ejerciendo su profesión en Sevilla en el Hospital Universitario de Valme. En su Unidad de Cuidados Intensivos permaneció casi tres meses luchando contra el Covid-19, no pudiendo superar las complicaciones y convirtiéndose en uno de los pacientes con mayor tiempo de ingreso en este dispositivo asistencial de este centro.

El acto simbólico de reconocimiento celebrado hoy ha sido presidido por la directora gerente del Hospital Universitario de Valme, María Jesús Pareja, quien ha estado acompañada de su equipo directivo asistencial y de la jefa del servicio de Anestesiología de este centro y esposa del profesional fallecido, doctora Mercedes Echevarría. Hasta Valme también se ha desplazado el presidente de la Asociación Andaluza del Dolor (AAD), Luis Miguel Torres, quien ha elogiado labor de Caba: «Fue un adelantado a su tiempo, lideró a nivel nacional el ámbito del Dolor Agudo Postoperatorio, siendo una referencia asistencial, docente e investigadora». Además, se han sumado profesionales de este servicio clínico y del resto del hospital que han querido estar presentes en este caluroso homenaje.

El doctor Fernando Caba impulsó, de forma pionera en Andalucía, la creación de la Unidad de Dolor Postoperatorio a finales de los años 90, posicionándose a la vanguardia en la aplicación de las técnicas más innovadoras para el alivio del dolor tras la cirugía. Según manifiestan sus compañeros «los pacientes operados de nuestro centro te agradecerán siempre ver minimizado su dolor».

Paralelamente, hay que sumar su implicación en la estrategia para mejorar la Seguridad del Paciente, de la que se convirtió en un referente nacional. El logro de numerosas certificaciones en su servicio clínico avala esta línea de trabajo, muy prestigiada bajo su liderazgo.

Es el caso de la acreditación de carácter nacional de «Hospital Seguro», otorgada por el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (SENSAR), que premia la labor de los servicios en cuanto a notificación de incidencias referentes a seguridad del paciente a través de un sistema de comunicación compartido entre hospitales. También la obtención del distintivo «Manos Seguras» a manos del Observatorio para la Seguridad del Paciente por impulsar medidas que incentivan entre los profesionales la higiene de manos.

La catalogación de «Centro Mentor en Prácticas Seguras en Cirugía», que otorga la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía a aquellos centros que han alcanzado un alto nivel en materia de seguridad quirúrgica. Además, también impulsó la acreditación regional de «Centro contra el Dolor Perioperatorio».El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha dedicado un emotivo reconocimiento al que fuera jefe de sección del servicio de Anestesiología, doctor Fernando Caba Barrientos, fallecido en diciembre del año pasado por impacto del Covid-19. Dada su especial vinculación con al ámbito del Dolor Postoperatorio, se ha descubierto una placa con su nombre a la entrada de la Unidad de Reanimación Postanestésica, en agradecimiento a su labor y así mantener vivo su recuerdo.

De 66 años de edad y granadino de nacimiento, Fernando Caba llevaba más de tres décadas ejerciendo su profesión en Sevilla en el Hospital Universitario de Valme. En su Unidad de Cuidados Intensivos permaneció casi tres meses luchando contra el Covid-19, no pudiendo superar las complicaciones y convirtiéndose en uno de los pacientes con mayor tiempo de ingreso en este dispositivo asistencial de este centro.

El acto simbólico de reconocimiento celebrado hoy ha sido presidido por la directora gerente del Hospital Universitario de Valme, María Jesús Pareja, quien ha estado acompañada de su equipo directivo asistencial y de la jefa del servicio de Anestesiología de este centro y esposa del profesional fallecido, doctora Mercedes Echevarría. Hasta Valme también se ha desplazado el presidente de la Asociación Andaluza del Dolor (AAD), Luis Miguel Torres, quien ha elogiado labor de Caba: «Fue un adelantado a su tiempo, lideró a nivel nacional el ámbito del Dolor Agudo Postoperatorio, siendo una referencia asistencial, docente e investigadora». Además, se han sumado profesionales de este servicio clínico y del resto del hospital que han querido estar presentes en este caluroso homenaje.

El doctor Fernando Caba impulsó, de forma pionera en Andalucía, la creación de la Unidad de Dolor Postoperatorio a finales de los años 90, posicionándose a la vanguardia en la aplicación de las técnicas más innovadoras para el alivio del dolor tras la cirugía. Según manifiestan sus compañeros «los pacientes operados de nuestro centro te agradecerán siempre ver minimizado su dolor».

Paralelamente, hay que sumar su implicación en la estrategia para mejorar la Seguridad del Paciente, de la que se convirtió en un referente nacional. El logro de numerosas certificaciones en su servicio clínico avala esta línea de trabajo, muy prestigiada bajo su liderazgo.

Es el caso de la acreditación de carácter nacional de «Hospital Seguro», otorgada por el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (SENSAR), que premia la labor de los servicios en cuanto a notificación de incidencias referentes a seguridad del paciente a través de un sistema de comunicación compartido entre hospitales. También la obtención del distintivo «Manos Seguras» a manos del Observatorio para la Seguridad del Paciente por impulsar medidas que incentivan entre los profesionales la higiene de manos.

La catalogación de «Centro Mentor en Prácticas Seguras en Cirugía», que otorga la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía a aquellos centros que han alcanzado un alto nivel en materia de seguridad quirúrgica. Además, también impulsó la acreditación regional de «Centro contra el Dolor Perioperatorio».

Deja un comentario