El Gobierno central financiará el tranvibús de Espadas con los fondos de recuperación

El Ministerio de Transportes y Agenda Urbana ha admitido de forma provisional dos de los proyectos presentados por el Ayuntamiento de Sevilla a la convocatoria de fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinados a la implantación en municipios de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano.

Las dos iniciativas presentadas a la convocatoria del Ministerio por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, establecen como prioridades, dentro de las competencias municipales las conexiones entre Santa Justa, donde se ubicará el nuevo intercambiador de transporte, y Sevilla Este, así como con el Casco Antiguo. De esta forma, una vez que la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa se encuentra en última fase de tramitación, la ciudad tendrá garantizada financiación para las infraestructuras de transporte de competencia municipal programadas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Concretamente, el Ministerio ha aprobado de forma provisional y ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la financiación del programa de actuaciones para facilitar la conexión de Santa Justa con otros barrios de la ciudad reforzando el intercambiador que se generará una vez que llegue la ampliación del tranvía. El objetivo principal (como establece el PMUS) es generar una línea de alta capacidad en carril bus segregado con prioridad de paso y dotada para vehículos cero emisiones entre Sevilla Este-Torreblanca y Santa Justa, así como la adquisición de las unidades de autobuses articulados 100% eléctricos necesarias para este nuevo servicio. El presupuesto de esta actuación asciende a 31 millones de euros de los cuales 23,8 son fondos europeos.

En segundo lugar, se ha aprobado la otra propuesta elaborada en un proceso coordinado desde la Confederación de Empresas Municipales de Sevilla. Se trata de conectar Santa Justa con la Plaza del Duque con un sistema con prioridad de paso y dotada de vehículos de cero emisiones, así como la compra de los autobuses eléctricos articulados y las infraestructuras necesarias.

La financiación europea, además, servirá para reforzar y mejorar dos proyectos ya en marcha. Por un lado, el plan Sevilla Respira que incorporará fondos europeos para asumir una parte del coste sistema de control de acceso de vehículos al Casco Histórico. Por otro, reforzará el programa eCity Cartuja financiación para la implantación de una red de diez biciestaciones en Cartuja. En este caso el presupuesto asciende a 25 millones de los cuales 17 millones son fondos europeos y el resto fondos propios.

En total, las dos líneas solicitadas por el Ayuntamiento y que han sido aceptadas provisionalmente por el Ministerio suponen una inversión total de 56 millones de euros en distintas actuaciones de los cuales 39 se ejecutarán a través de financiación europea y el resto serán las aportaciones del Ayuntamiento y sus empresas municipales.

A estas cuantías hay que añadir que, recientemente, el Ministerio, también a través de fondos europeos, garantizó con 19,6 millones de euros la financiación necesaria para ampliar el tranvía hasta Nervión, en una primera fase, y hasta Santa Justa a continuación. Esos proyectos se encuentran ya en la fase última de licitación para su inicio próximamente junto con el nuevo corredor verde de San Francisco Javier que ejecuta Emasesa.

«Tal y como nos habíamos marcado como objetivo, los fondos europeos van a contribuir a la transformación de la movilidad y del transporte público en la ciudad. Vamos a cumplir la programación del PMUS en cuanto a la implementación de las infraestructuras de competencia municipal establecidas como prioritarias. Sevilla va a contar con una red de tranvía, tranvibus y líneas 100% eléctricas y sostenibles que mejoren la comunicación de Sevilla Este y del Casco Antiguo y permitan que la ciudad avance en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo urbano sostenible y reducción de las emisiones», explica el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.El Ministerio de Transportes y Agenda Urbana ha admitido de forma provisional dos de los proyectos presentados por el Ayuntamiento de Sevilla a la convocatoria de fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinados a la implantación en municipios de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano.

Las dos iniciativas presentadas a la convocatoria del Ministerio por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, establecen como prioridades, dentro de las competencias municipales las conexiones entre Santa Justa, donde se ubicará el nuevo intercambiador de transporte, y Sevilla Este, así como con el Casco Antiguo. De esta forma, una vez que la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa se encuentra en última fase de tramitación, la ciudad tendrá garantizada financiación para las infraestructuras de transporte de competencia municipal programadas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Concretamente, el Ministerio ha aprobado de forma provisional y ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la financiación del programa de actuaciones para facilitar la conexión de Santa Justa con otros barrios de la ciudad reforzando el intercambiador que se generará una vez que llegue la ampliación del tranvía. El objetivo principal (como establece el PMUS) es generar una línea de alta capacidad en carril bus segregado con prioridad de paso y dotada para vehículos cero emisiones entre Sevilla Este-Torreblanca y Santa Justa, así como la adquisición de las unidades de autobuses articulados 100% eléctricos necesarias para este nuevo servicio. El presupuesto de esta actuación asciende a 31 millones de euros de los cuales 23,8 son fondos europeos.

En segundo lugar, se ha aprobado la otra propuesta elaborada en un proceso coordinado desde la Confederación de Empresas Municipales de Sevilla. Se trata de conectar Santa Justa con la Plaza del Duque con un sistema con prioridad de paso y dotada de vehículos de cero emisiones, así como la compra de los autobuses eléctricos articulados y las infraestructuras necesarias.

La financiación europea, además, servirá para reforzar y mejorar dos proyectos ya en marcha. Por un lado, el plan Sevilla Respira que incorporará fondos europeos para asumir una parte del coste sistema de control de acceso de vehículos al Casco Histórico. Por otro, reforzará el programa eCity Cartuja financiación para la implantación de una red de diez biciestaciones en Cartuja. En este caso el presupuesto asciende a 25 millones de los cuales 17 millones son fondos europeos y el resto fondos propios.

En total, las dos líneas solicitadas por el Ayuntamiento y que han sido aceptadas provisionalmente por el Ministerio suponen una inversión total de 56 millones de euros en distintas actuaciones de los cuales 39 se ejecutarán a través de financiación europea y el resto serán las aportaciones del Ayuntamiento y sus empresas municipales.

A estas cuantías hay que añadir que, recientemente, el Ministerio, también a través de fondos europeos, garantizó con 19,6 millones de euros la financiación necesaria para ampliar el tranvía hasta Nervión, en una primera fase, y hasta Santa Justa a continuación. Esos proyectos se encuentran ya en la fase última de licitación para su inicio próximamente junto con el nuevo corredor verde de San Francisco Javier que ejecuta Emasesa.

«Tal y como nos habíamos marcado como objetivo, los fondos europeos van a contribuir a la transformación de la movilidad y del transporte público en la ciudad. Vamos a cumplir la programación del PMUS en cuanto a la implementación de las infraestructuras de competencia municipal establecidas como prioritarias. Sevilla va a contar con una red de tranvía, tranvibus y líneas 100% eléctricas y sostenibles que mejoren la comunicación de Sevilla Este y del Casco Antiguo y permitan que la ciudad avance en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo urbano sostenible y reducción de las emisiones», explica el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Deja un comentario