El estadio de la Cartuja de Sevilla enseña sus defectos

El España-Suecia del pasado domingo tenía todos los ingredientes para que se convirtiera en una fiesta total y absoluta. La clasificación para el Mundial estaba en juego, se colgó el cartel de ‘no hay billetes’ después de casi dos años con restricciones y una afición volcada como la sevillana volvió a demostrar que no le iba a fallar a la selección. Y prácticamente todo salió bien, porque los españoles estarán en Catar 2022, hubo ‘reconciliación’ con Morata tras los pitos de la Eurocopa y la grada no paró de animar. Pero quedó un sabor agridulce. La felicidad no fue plena debido a los problemas que hubo tanto para acceder al estadio antes del encuentro como para abandonar la Cartuja a… Ver MásEl España-Suecia del pasado domingo tenía todos los ingredientes para que se convirtiera en una fiesta total y absoluta. La clasificación para el Mundial estaba en juego, se colgó el cartel de ‘no hay billetes’ después de casi dos años con restricciones y una afición volcada como la sevillana volvió a demostrar que no le iba a fallar a la selección. Y prácticamente todo salió bien, porque los españoles estarán en Catar 2022, hubo ‘reconciliación’ con Morata tras los pitos de la Eurocopa y la grada no paró de animar. Pero quedó un sabor agridulce. La felicidad no fue plena debido a los problemas que hubo tanto para acceder al estadio antes del encuentro como para abandonar la Cartuja a… Ver Más

Deja un comentario