El Ayuntamiento de Sevilla sacará a concurso la autorización para los autobuses turísticos

El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este viernes en la Junta de Gobierno Local los pliegos de condiciones para la licitación en un proceso de libre concurrencia del otorgamiento de autorizaciones de uso especial de dominio público para la actividad de autobuses turísticos con paradas de subida y bajada de viajeros de la ciudad de Sevilla de forma que se adjudicarán dos rutas que serán realizadas por dos empresas diferentes y sobre las que se aplicará una tasa calculada de acuerdo con estudios de viabilidad.

«Con este acuerdo se pone fin a la situación de falta de regulación y de marco legal adecuado con el que se viene realizando esta actividad en la ciudad de Sevilla durante las últimas décadas y se implantará un modelo similar al que está vigente en otras grandes capitales españolas«, señala el Consistorio en un comunicado. En el mismo recuerda que »en enero de 2017, el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, a propuesta de Participa Sevilla, aprobó por unanimidad «regular la actividad específica de Servicio de Transporte Turístico en autobuses de dos plantas para a continuación licitar el correspondiente concurso público de manera inmediata». Se trataba, así, de establecer un marco legal y con libre concurrencia para esta actividad económica turística.

Una vez realizados todos los estudios legales y económicos, incluido un proceso abierto de participación en el año 2018, la Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy los pliegos de condiciones para la licitación de las autorizaciones para el uso del dominio público para la realización de esta actividad económica privada de autobuses turísticos que se encuentra además entre los puntos de acuerdo suscritos con el grupo político Podemos de cara a la aprobación en 2022 del proyecto de presupuestos para la ciudad. Así lo han analizado hoy en una reunión el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, y la secretaria general de Podemos Sevilla, Susana Serrano.

El pliego define dos rutas por la ciudad que serán realizadas cada una por una empresa diferente, que recorren y tienen paradas en los puntos de interés turístico de la ciudad y que han sido diseñadas de acuerdo con los informes del área de Movilidad. Estas rutas evitan algunas zonas del conjunto histórico con más problemas para absorber la circulación de vehículos dentro de la estrategia diseñada para el Casco Antiguo a través del Plan Sevilla Respira.

Por primera vez, y siguiendo el modelo de otras grandes ciudades, se establece una tasa anual por el uso especial del dominio público para la realización de esta actividad por parte de las adjudicatarias. Hasta ahora, las empresas que operaban obtenían ingresos por la venta de títulos pero no abonaban ninguna tasa al Ayuntamiento. Con el nuevo pliego se fija un canon anual de 225.000 euros al año cada una, una cifra que se ha obtenido tras la realización de estudios y análisis de viabilidad económica avalados por la Intervención y los servicios jurídicos municipales.

La licitación que se aprueba hoy se realizará por libre concurrencia con unas bases avaladas por los servicios jurídicos y que cumplen con los acuerdos aprobados en enero de 2017. De esta forma, se valorará la oferta económica que presenten las empresas licitadoras pero también otros conceptos como las mejoras en la señalización e información pública, la información digital y el uso de paneles solares; el uso de vehículos eléctricos para la realización e las rutas o las mejoras en cuanto a la flota de vehículos respecto a los mínimos establecidos en el pliego. Desde la adjudicación se establece un periodo autorización del uso del dominio público para la realización de esta actividad económica de tres años prorrogable otros dos de acuerdo también con los informes jurídicos y los estudios económicos de viabilidad.

«Sevilla es un destino turístico que debe seguir avanzando con un modelo sostenible, innovador y de calidad. Con estos pliegos damos un paso más en esta línea en un servicio de enorme importancia para la ciudad como son los autobuses turísticos dotándolo de una regulación necesaria. Hasta ahora se ha venido realizando con buen nivel y calidad por las empresas que desarrollaban la actividad, y ahora lo vamos a regular y ordenar para mejorarlo con un procedimiento que tendrá libre concurrencia y con unos criterios de máxima calidad», explica el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Por su parte, la secretaria general de Podemos Sevilla y concejal en el Ayuntamiento, Susana Serrano, ha recordado que la aprobación de estos pliegos de condiciones para el proceso de licitación pública supone acabar con una situación irregular que se ha prolongado durante 30 años, y ha defendido que, con la aplicación de esta iniciativa, no sólo la ciudad recibirá una contraprestación económica justa, sino que además el Consistorio podrá incluir criterios de sostenibilidad en el servicio y suprimir la ruta que permitía que estos autobuses de gran tamaño circulasen por el casco histórico de la ciudad. En esta línea, Serrano ha abogado por un desarrollo turístico «responsable, adecuadamente regulado, y que revierta de manera positiva en la ciudad».El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este viernes en la Junta de Gobierno Local los pliegos de condiciones para la licitación en un proceso de libre concurrencia del otorgamiento de autorizaciones de uso especial de dominio público para la actividad de autobuses turísticos con paradas de subida y bajada de viajeros de la ciudad de Sevilla de forma que se adjudicarán dos rutas que serán realizadas por dos empresas diferentes y sobre las que se aplicará una tasa calculada de acuerdo con estudios de viabilidad.

«Con este acuerdo se pone fin a la situación de falta de regulación y de marco legal adecuado con el que se viene realizando esta actividad en la ciudad de Sevilla durante las últimas décadas y se implantará un modelo similar al que está vigente en otras grandes capitales españolas«, señala el Consistorio en un comunicado. En el mismo recuerda que »en enero de 2017, el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, a propuesta de Participa Sevilla, aprobó por unanimidad «regular la actividad específica de Servicio de Transporte Turístico en autobuses de dos plantas para a continuación licitar el correspondiente concurso público de manera inmediata». Se trataba, así, de establecer un marco legal y con libre concurrencia para esta actividad económica turística.

Una vez realizados todos los estudios legales y económicos, incluido un proceso abierto de participación en el año 2018, la Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy los pliegos de condiciones para la licitación de las autorizaciones para el uso del dominio público para la realización de esta actividad económica privada de autobuses turísticos que se encuentra además entre los puntos de acuerdo suscritos con el grupo político Podemos de cara a la aprobación en 2022 del proyecto de presupuestos para la ciudad. Así lo han analizado hoy en una reunión el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, y la secretaria general de Podemos Sevilla, Susana Serrano.

El pliego define dos rutas por la ciudad que serán realizadas cada una por una empresa diferente, que recorren y tienen paradas en los puntos de interés turístico de la ciudad y que han sido diseñadas de acuerdo con los informes del área de Movilidad. Estas rutas evitan algunas zonas del conjunto histórico con más problemas para absorber la circulación de vehículos dentro de la estrategia diseñada para el Casco Antiguo a través del Plan Sevilla Respira.

Por primera vez, y siguiendo el modelo de otras grandes ciudades, se establece una tasa anual por el uso especial del dominio público para la realización de esta actividad por parte de las adjudicatarias. Hasta ahora, las empresas que operaban obtenían ingresos por la venta de títulos pero no abonaban ninguna tasa al Ayuntamiento. Con el nuevo pliego se fija un canon anual de 225.000 euros al año cada una, una cifra que se ha obtenido tras la realización de estudios y análisis de viabilidad económica avalados por la Intervención y los servicios jurídicos municipales.

La licitación que se aprueba hoy se realizará por libre concurrencia con unas bases avaladas por los servicios jurídicos y que cumplen con los acuerdos aprobados en enero de 2017. De esta forma, se valorará la oferta económica que presenten las empresas licitadoras pero también otros conceptos como las mejoras en la señalización e información pública, la información digital y el uso de paneles solares; el uso de vehículos eléctricos para la realización e las rutas o las mejoras en cuanto a la flota de vehículos respecto a los mínimos establecidos en el pliego. Desde la adjudicación se establece un periodo autorización del uso del dominio público para la realización de esta actividad económica de tres años prorrogable otros dos de acuerdo también con los informes jurídicos y los estudios económicos de viabilidad.

«Sevilla es un destino turístico que debe seguir avanzando con un modelo sostenible, innovador y de calidad. Con estos pliegos damos un paso más en esta línea en un servicio de enorme importancia para la ciudad como son los autobuses turísticos dotándolo de una regulación necesaria. Hasta ahora se ha venido realizando con buen nivel y calidad por las empresas que desarrollaban la actividad, y ahora lo vamos a regular y ordenar para mejorarlo con un procedimiento que tendrá libre concurrencia y con unos criterios de máxima calidad», explica el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Por su parte, la secretaria general de Podemos Sevilla y concejal en el Ayuntamiento, Susana Serrano, ha recordado que la aprobación de estos pliegos de condiciones para el proceso de licitación pública supone acabar con una situación irregular que se ha prolongado durante 30 años, y ha defendido que, con la aplicación de esta iniciativa, no sólo la ciudad recibirá una contraprestación económica justa, sino que además el Consistorio podrá incluir criterios de sostenibilidad en el servicio y suprimir la ruta que permitía que estos autobuses de gran tamaño circulasen por el casco histórico de la ciudad. En esta línea, Serrano ha abogado por un desarrollo turístico «responsable, adecuadamente regulado, y que revierta de manera positiva en la ciudad».

Deja un comentario