El Ayuntamiento de Sevilla anuncia que duplica los fondos para conservar esculturas, fuentes y placas

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha aprobado este martes el nuevo contrato de conservación de monumentos de carácter mueble (esculturas, fuentes ornamentales, placas conmemorativas, retablos y mobiliario histórico) que se encuentran en la vía pública, que contará con presupuesto de 145.200 euros para programar y ejecutar actuaciones de mejora durante todo el año, lo que supone duplicar los recursos con los que cuenta en estos momentos, y que se suma al destinado a la conservación de bienes del patrimonio municipal, de 280.000 euros durante dos años, y al específico de la Plaza de España, dotado con 150.000 euros.

«Con estos tres contratos, se refuerza la apuesta municipal por la conservación y mantenimiento de los bienes patrimoniales en la vía pública, alcanzando una dotación presupuestaria y unos recursos sin precedentes en el Ayuntamiento», ha resaltado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, el socialista Antonio Muñoz, quien ha destacado, igualmente, que esta apuesta por el patrimonio se complementa con un volumen de proyectos de inversión que supera, en estos momentos, los 30 millones de euros y con una estrategia planificada a través del plan director de patrimonio.

El nuevo contrato para la conservación de esculturas, fuentes ornamentales, placas conmemorativas, retablos y mobiliario histórico, que vuelve a tener una vigencia de un año, incrementa su presupuesto hasta los 145.200 euros, por lo que «se espera aumentar» la relación de elementos que puedan ser intervenidos, así como asegura más fondos para poder actuar también en casos de emergencia. Este tipo de actuaciones, las considerados de urgencia, constituyen en concreto, otro de los fundamentos de esta contratación, ya que permite contar con un equipo profesional con los medios técnicos y humanos necesarios para solventar problemas que se originen por motivos climatológicos, acciones de vandalismo y accidentes de tráfico.

Entre la relación de trabajos que se acometen para el mantenimiento de los monumentos destacan los tratamientos de limpieza, biocidas y de protección, el sellado de fisuras y cosido de fragmentos, las consolidaciones pétreas, las reintegraciones volumétricas y cromáticas, la instalación de sistemas antiposamiento de aves y la eliminación de deformaciones y pintadas vandálicas.

Las últimas actuaciones, ya en el marco del contrato actualmente en vigor se han realizado en la escultura al guitarrista Niño Ricardo -en la Plaza Cristo de Burgos-, la estatua del Papa Juan Pablo II, en la Plaza Virgen de los Reyes; el monumento a Simón Bolívar, en el Paseo de las Delicias; el del Cid; el dedicado a Mozart, junto al Teatro de la Maestranza; las esculturas dedicadas a los pintores Murillo y Zurbarán, en las Plazas del Museo y de Pilatos, respectivamente; la fuente de la Glorieta de los Marineros, en el Paseo de las Delicias, y el monumento erigido a la figura de Antonio Machado, junto al Palacio de Dueñas.El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha aprobado este martes el nuevo contrato de conservación de monumentos de carácter mueble (esculturas, fuentes ornamentales, placas conmemorativas, retablos y mobiliario histórico) que se encuentran en la vía pública, que contará con presupuesto de 145.200 euros para programar y ejecutar actuaciones de mejora durante todo el año, lo que supone duplicar los recursos con los que cuenta en estos momentos, y que se suma al destinado a la conservación de bienes del patrimonio municipal, de 280.000 euros durante dos años, y al específico de la Plaza de España, dotado con 150.000 euros.

«Con estos tres contratos, se refuerza la apuesta municipal por la conservación y mantenimiento de los bienes patrimoniales en la vía pública, alcanzando una dotación presupuestaria y unos recursos sin precedentes en el Ayuntamiento», ha resaltado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, el socialista Antonio Muñoz, quien ha destacado, igualmente, que esta apuesta por el patrimonio se complementa con un volumen de proyectos de inversión que supera, en estos momentos, los 30 millones de euros y con una estrategia planificada a través del plan director de patrimonio.

El nuevo contrato para la conservación de esculturas, fuentes ornamentales, placas conmemorativas, retablos y mobiliario histórico, que vuelve a tener una vigencia de un año, incrementa su presupuesto hasta los 145.200 euros, por lo que «se espera aumentar» la relación de elementos que puedan ser intervenidos, así como asegura más fondos para poder actuar también en casos de emergencia. Este tipo de actuaciones, las considerados de urgencia, constituyen en concreto, otro de los fundamentos de esta contratación, ya que permite contar con un equipo profesional con los medios técnicos y humanos necesarios para solventar problemas que se originen por motivos climatológicos, acciones de vandalismo y accidentes de tráfico.

Entre la relación de trabajos que se acometen para el mantenimiento de los monumentos destacan los tratamientos de limpieza, biocidas y de protección, el sellado de fisuras y cosido de fragmentos, las consolidaciones pétreas, las reintegraciones volumétricas y cromáticas, la instalación de sistemas antiposamiento de aves y la eliminación de deformaciones y pintadas vandálicas.

Las últimas actuaciones, ya en el marco del contrato actualmente en vigor se han realizado en la escultura al guitarrista Niño Ricardo -en la Plaza Cristo de Burgos-, la estatua del Papa Juan Pablo II, en la Plaza Virgen de los Reyes; el monumento a Simón Bolívar, en el Paseo de las Delicias; el del Cid; el dedicado a Mozart, junto al Teatro de la Maestranza; las esculturas dedicadas a los pintores Murillo y Zurbarán, en las Plazas del Museo y de Pilatos, respectivamente; la fuente de la Glorieta de los Marineros, en el Paseo de las Delicias, y el monumento erigido a la figura de Antonio Machado, junto al Palacio de Dueñas.

Deja un comentario