Detenida una pareja de Sevilla que estafaba con falsos anuncios de alojamientos vacacionales

Es una de las estafas estrella cuando se aproximan los periodos de vacaciones en el calendario: los falsos anuncios de alojamientos para alquilar a precios muy atractivos. Las víctimas pagan una señal para reservarlos o anticipan el importe íntegro del alquiler y tan pronto transfieren el dinero, los anunciantes se esfuman.

La comisaría de la Policía Nacional del distrito Macarena recibió el pasado 22 de noviembre la denuncia de una persona que había alquilado un piso en la costa de Huelva. Se percató que algo extraño pasaba cuando los propietarios empezaron a darle evasivas para concertar una cita y entregarle las llaves. La prueba definitiva de que estaba siendo víctima de una estafa la encontró en la misma red, cuando constató que la misma vivienda estaba siendo anunciada en otro portal por un precio más elevado y los datos de contacto no coincidían.

Esa fue la pista que siguieron los agentes y que les llevó a una pareja de Sevilla que se estaba dedicando a la comisión de este tipo de estafas. Los agentes les relacionan con otros 19 casos que estaban sin resolver y que habían sido denunciados en comisarías de Madrid, Linares, Denia, Huelva o Sanlúcar de Barrameda. Ella, de 19 años, y él, de 44, colgaban anuncios en conocidos portales usando las fotografías y la información que aparecían en otros anuncios reales. La joven detenida, que ya estuvo en prisión por un delito de estafa, se hacía pasar por una empresaria de la hostelería de Terue
l que desconocía que estaban usando su identidad. De esta manera la sospechosa lograbaa que sus víctimas, cuando trataban de verificar quién estaba detrás del anuncio, se encontraran con el perfil de una persona aparentemente solvente.

Sin embargo, en esta sucesión de estafas cometieron un error. Cuando las víctimas les transferían el dinero, borraban el anuncio y eliminaban cualquier rastro que pudiera llevarlos hasta ellos. Los detenidos se comunicaban con los afectados a través de facebook y redes sociales. Sin embargo, en la última estafa esclarecida, no borraron el anuncio; lo que permitió a la víctima verificar que estaba siendo engañada y aportar pistas a la Policía. La pareja fue detenida el pasado 26 de noviembre y tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.Es una de las estafas estrella cuando se aproximan los periodos de vacaciones en el calendario: los falsos anuncios de alojamientos para alquilar a precios muy atractivos. Las víctimas pagan una señal para reservarlos o anticipan el importe íntegro del alquiler y tan pronto transfieren el dinero, los anunciantes se esfuman.

La comisaría de la Policía Nacional del distrito Macarena recibió el pasado 22 de noviembre la denuncia de una persona que había alquilado un piso en la costa de Huelva. Se percató que algo extraño pasaba cuando los propietarios empezaron a darle evasivas para concertar una cita y entregarle las llaves. La prueba definitiva de que estaba siendo víctima de una estafa la encontró en la misma red, cuando constató que la misma vivienda estaba siendo anunciada en otro portal por un precio más elevado y los datos de contacto no coincidían.

Esa fue la pista que siguieron los agentes y que les llevó a una pareja de Sevilla que se estaba dedicando a la comisión de este tipo de estafas. Los agentes les relacionan con otros 19 casos que estaban sin resolver y que habían sido denunciados en comisarías de Madrid, Linares, Denia, Huelva o Sanlúcar de Barrameda. Ella, de 19 años, y él, de 44, colgaban anuncios en conocidos portales usando las fotografías y la información que aparecían en otros anuncios reales. La joven detenida, que ya estuvo en prisión por un delito de estafa, se hacía pasar por una empresaria de la hostelería de Terue
l que desconocía que estaban usando su identidad. De esta manera la sospechosa lograbaa que sus víctimas, cuando trataban de verificar quién estaba detrás del anuncio, se encontraran con el perfil de una persona aparentemente solvente.

Sin embargo, en esta sucesión de estafas cometieron un error. Cuando las víctimas les transferían el dinero, borraban el anuncio y eliminaban cualquier rastro que pudiera llevarlos hasta ellos. Los detenidos se comunicaban con los afectados a través de facebook y redes sociales. Sin embargo, en la última estafa esclarecida, no borraron el anuncio; lo que permitió a la víctima verificar que estaba siendo engañada y aportar pistas a la Policía. La pareja fue detenida el pasado 26 de noviembre y tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.

Deja un comentario