Cultura licitará la reforma del Museo Arqueológico de Sevilla en primavera

La rehabilitación del Museo Arqueológico de Sevilla tendrá como principal objetivo recuperar buena parte de la disposición original del edificio, construido para la Exposición Iberoamericana de 1929, y en ese empeño será fundamental dejar que la luz entre de nuevo. Alrededor de esa idea gira el proyecto del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, autor del mismo, que ha explicado este lunes las principales líneas de trabajo.

La convocatoria, que ha sido motivo de la primera visita a la ciudad del ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha servido también para desvelar los plazos que maneja el Ejecutivo para esta actuación que lleva veinte años de demora. La fecha de licitación está prevista para el segundo trimestre del año, como ha asegurado, una vez que la mudanza de los más de 700.000 fondos que almacena el inmueble esté casi concluida. Lanzando en primavera el concurso público dará tiempo de empezar las obras a principios del próximo año para que la reinauguración sea una realidad a lo largo de 2026.

Para ello se han consignado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una partida de un millón de euros, cantidad que a priori se antoja escasa para una licitación de una obra que vale veinte veces más, pero el ministro ha asegurado que con ese dinero se podrán cumplir los plazos y que el resto del montante se incluirá en las cuentas de los próximos ejercicios.

Recreación del exterior

ABC
Resuelta la cuestión económica, el arquitecto ha avanzado en las novedades técnicas que conlleva esta restauración del inmueble, el de mayor importancia del Parque de María Luisa junto con la Plaza de España. Entre estas actuaciones están rescatar el espacio del óvalo central como acceso y vestíbulo principal del museo, la construcción de un nuevo núcleo vertical de comunicaciones en el exterior del edificio que constará de dos volúmenes simétricos que alojarán una escalera y un ascensor accesible.

Otra de las tareas pendientes es la sustitución del lucernario existente en la sala oval por otro elemento de control solar y la incorporación de dos pasarelas curvadas en el nivel superior que conectarán las dos alas del edificio. Para mejorar el aspecto exterior se sustituirán los forjados existentes en las plantas baja y alta y se integrarán las logias en el edificio con sistemas de atenuación y control de luz natural. Además habrá una recuperación del semisótano que durante todos estos años ha servido de almacén para obras de valor incalculable que no se podían exponer por falta de espacio y de seguridad.

El Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), por su parte, colaborará en el proyecto con la ejecución de estudios previos sobre varias esculturas y el proyecto de desmontaje de los mosaicos del Arqueológico por valor de 300.000 euros. A eso también contribuye el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), que sigue muy de cerca los trabajos de mudanza.La rehabilitación del Museo Arqueológico de Sevilla tendrá como principal objetivo recuperar buena parte de la disposición original del edificio, construido para la Exposición Iberoamericana de 1929, y en ese empeño será fundamental dejar que la luz entre de nuevo. Alrededor de esa idea gira el proyecto del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, autor del mismo, que ha explicado este lunes las principales líneas de trabajo.

La convocatoria, que ha sido motivo de la primera visita a la ciudad del ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha servido también para desvelar los plazos que maneja el Ejecutivo para esta actuación que lleva veinte años de demora. La fecha de licitación está prevista para el segundo trimestre del año, como ha asegurado, una vez que la mudanza de los más de 700.000 fondos que almacena el inmueble esté casi concluida. Lanzando en primavera el concurso público dará tiempo de empezar las obras a principios del próximo año para que la reinauguración sea una realidad a lo largo de 2026.

Para ello se han consignado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una partida de un millón de euros, cantidad que a priori se antoja escasa para una licitación de una obra que vale veinte veces más, pero el ministro ha asegurado que con ese dinero se podrán cumplir los plazos y que el resto del montante se incluirá en las cuentas de los próximos ejercicios.

Recreación del exterior

ABC
Resuelta la cuestión económica, el arquitecto ha avanzado en las novedades técnicas que conlleva esta restauración del inmueble, el de mayor importancia del Parque de María Luisa junto con la Plaza de España. Entre estas actuaciones están rescatar el espacio del óvalo central como acceso y vestíbulo principal del museo, la construcción de un nuevo núcleo vertical de comunicaciones en el exterior del edificio que constará de dos volúmenes simétricos que alojarán una escalera y un ascensor accesible.

Otra de las tareas pendientes es la sustitución del lucernario existente en la sala oval por otro elemento de control solar y la incorporación de dos pasarelas curvadas en el nivel superior que conectarán las dos alas del edificio. Para mejorar el aspecto exterior se sustituirán los forjados existentes en las plantas baja y alta y se integrarán las logias en el edificio con sistemas de atenuación y control de luz natural. Además habrá una recuperación del semisótano que durante todos estos años ha servido de almacén para obras de valor incalculable que no se podían exponer por falta de espacio y de seguridad.

El Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), por su parte, colaborará en el proyecto con la ejecución de estudios previos sobre varias esculturas y el proyecto de desmontaje de los mosaicos del Arqueológico por valor de 300.000 euros. A eso también contribuye el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), que sigue muy de cerca los trabajos de mudanza.

Deja un comentario