Concluye la restauración de la glorieta Benito Más y Prats del Parque de María Luisa

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Parques y Jardines de la Delegación de Transición Ecológica y Deportes, ha culminado la restauración de la glorieta Benito Más y Prats en el Parque de María Luisa.

La recuperación de esta obra del arquitecto regionalista Aníbal González en 1925 ha supuesto una nueva inversión en este jardín histórico municipal de 45.363,26 euros, que se enmarca en la estrategia municipal para la mejora del patrimonio artístico de este espacio verde y, en general, de recuperación y puesta en valor del patrimonio de la ciudad.

Las obras de la glorieta, ejecutadas por la empresa sevillana especializada Alféizar, ha permitido la recuperación de todas las piezas entalladas y los elementos cerámicos perdidos y la restauración de las fábricas aplantilladas y el conjunto de la azulejería, que realizó Enrique Orce Mármol.

Algunas de estas piezas, como las ubicadas en los asientos de los bancos, debieron perderse poco después de su inauguración y Manuel García Montalván afrontó su sustitución. Es destacable el valor de estos paños que se realizaron a través de la técnica de pintura cerámica plana o pisana propia de Sevilla, llamada así por su introductor, Francisco Niculoso Pisano.

Composición singular
Orce realizó una composición específica singular con roleos intercalados, donde reproducen diseños de José García Ramos que ilustraban libro de «La tierra de María Santísima», obra de Benito Mats y Prats, junto a reproducciones de cuadros de pintores relevantes de la época.

Estos paneles acompañan al cuerpo central que preside la estatua de Castillo Lastrucci y a otro panel cerámico con dos figuras infantiles que sostienen un ovalo con los escudos de Sevilla y Écija, de la que Más y Prats era oriundo.

En las tareas de recuperación se ha puesto además especial interés en la rehabilitación de los dos pilares de los extremos de estesemicírculo que acogen sendas librerías y a los que se les ha añadido remates que habían desaparecido.

Quedan conectados por bancos de ladrillo aplantillado y respaldo de hierro forjado sobre los que reposan las ilustraciones de mayores dimensiones. El diseño, con las lógicas variantes de estilo, se identifica con el de los bancos de acceso que existen en el Pabellón Real, donde se ha concluido una primera fase de rehabilitación arquitectónica y donde se ha iniciado el diseño de una segunda para su conversión en el museo de Aníbal González y el regionalismo.

El delegado de Transición Ecológica y Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, David Guevara, ha visitado este espacio junto a la delegada del Distrito Sur, Marisa Gómez, y ha destacado que “todas estas actuaciones forman parte del programa que se ha venido desarrollando en los últimos cinco años y medio las inversiones en el Parque de María Luisa para mejorar su patrimonio histórico y vegetal y sus infraestructuras y viarios, y que roza los 4,5 millones de euros».

«Continuamos apostando por el patrimonio y las zonas verdes de la ciudad que comparten protagonismo en nuestro Parque de María Luisa para el uso y disfrute de los sevillanos, que pueden visitar esta centenaria glorieta en un inmejorable estado de conservación», apuntó Guevara, quien destacó que esta intervención se suma a la reciente restauración de las 16 esculturas que conforman el conjunto de las victorias aladas o las obras en marcha de recuperación del Pabellón de Telefónica.El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Parques y Jardines de la Delegación de Transición Ecológica y Deportes, ha culminado la restauración de la glorieta Benito Más y Prats en el Parque de María Luisa.

La recuperación de esta obra del arquitecto regionalista Aníbal González en 1925 ha supuesto una nueva inversión en este jardín histórico municipal de 45.363,26 euros, que se enmarca en la estrategia municipal para la mejora del patrimonio artístico de este espacio verde y, en general, de recuperación y puesta en valor del patrimonio de la ciudad.

Las obras de la glorieta, ejecutadas por la empresa sevillana especializada Alféizar, ha permitido la recuperación de todas las piezas entalladas y los elementos cerámicos perdidos y la restauración de las fábricas aplantilladas y el conjunto de la azulejería, que realizó Enrique Orce Mármol.

Algunas de estas piezas, como las ubicadas en los asientos de los bancos, debieron perderse poco después de su inauguración y Manuel García Montalván afrontó su sustitución. Es destacable el valor de estos paños que se realizaron a través de la técnica de pintura cerámica plana o pisana propia de Sevilla, llamada así por su introductor, Francisco Niculoso Pisano.

Composición singular
Orce realizó una composición específica singular con roleos intercalados, donde reproducen diseños de José García Ramos que ilustraban libro de «La tierra de María Santísima», obra de Benito Mats y Prats, junto a reproducciones de cuadros de pintores relevantes de la época.

Estos paneles acompañan al cuerpo central que preside la estatua de Castillo Lastrucci y a otro panel cerámico con dos figuras infantiles que sostienen un ovalo con los escudos de Sevilla y Écija, de la que Más y Prats era oriundo.

En las tareas de recuperación se ha puesto además especial interés en la rehabilitación de los dos pilares de los extremos de estesemicírculo que acogen sendas librerías y a los que se les ha añadido remates que habían desaparecido.

Quedan conectados por bancos de ladrillo aplantillado y respaldo de hierro forjado sobre los que reposan las ilustraciones de mayores dimensiones. El diseño, con las lógicas variantes de estilo, se identifica con el de los bancos de acceso que existen en el Pabellón Real, donde se ha concluido una primera fase de rehabilitación arquitectónica y donde se ha iniciado el diseño de una segunda para su conversión en el museo de Aníbal González y el regionalismo.

El delegado de Transición Ecológica y Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, David Guevara, ha visitado este espacio junto a la delegada del Distrito Sur, Marisa Gómez, y ha destacado que “todas estas actuaciones forman parte del programa que se ha venido desarrollando en los últimos cinco años y medio las inversiones en el Parque de María Luisa para mejorar su patrimonio histórico y vegetal y sus infraestructuras y viarios, y que roza los 4,5 millones de euros».

«Continuamos apostando por el patrimonio y las zonas verdes de la ciudad que comparten protagonismo en nuestro Parque de María Luisa para el uso y disfrute de los sevillanos, que pueden visitar esta centenaria glorieta en un inmejorable estado de conservación», apuntó Guevara, quien destacó que esta intervención se suma a la reciente restauración de las 16 esculturas que conforman el conjunto de las victorias aladas o las obras en marcha de recuperación del Pabellón de Telefónica.

Deja un comentario