Caso Marta del Castillo: El juicio contra el ‘Cuco’ por mentir ya tiene fecha y Carcaño tendrá que declarar

Ya hay fecha para sentar en el banquillo de los acusados a Francisco Javier García, el ‘Cuco’, y su madre Rosalía García, por presuntamente mentir en el juicio celebrado en 2011 en la Audiencia de Sevilla contra los cuatro adultos acusados del crimen de Marta del Castillo. Será en mayo de 2022 cuando comience la vista oral contra el ‘Cuco’ y su madre por falso testimonio, un juicio en el que tendrá que declarar Miguel Carcaño, único condenado por el asesinato de la joven sevillana en enero de 2009.

Según una diligencia de ordenación del Juzgado de lo Penal número siete de Sevilla, a la que ha tenido acceso este periódico, el juicio está previsto que se desarrolle durante seis sesiones, comenzando el 26 de mayo a las 9.30 horas y continuando los días 27 y 31 de ese mismo mes y los días 2, 7 y 9 de junio.

Igualmente, en un auto de misma fecha, la juez acuerda admitir todas las pruebas propuestas por las partes personadas, destacando la testifical de Miguel Carcaño, quien cumple condena en la cárcel manchega de Herrera de la Mancha. Carcaño tendrá que comparecer, previsiblemente por vídeoconferencia, como testigo, por lo que estará obligado a decir la verdad de lo que él presenció bajo la advertencia de incurrir en un delito de falso testimonio si mintiera. Carcaño situó al ‘Cuco’ en el piso de León XIII, donde ocurrió el crimen, la tarde noche del 24 de enero, en contra de lo que manifestó Francisco Javier García en el juicio de la Audiecnia de Sevilla, donde declaró, como su madre, como testigo.

Además de Carcaño, también comparecerán como testigos los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, vecinos y amigos de los acusados, que ya testificaron en el juicio contra Carcaño y el resto de adultos que finalmente resultaron absueltos: Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado (hermano de Carcaño) y su novia María García.

Cambio de juez
La juez ha admitido las testificales propuestas por las defensas, como el letrado Fernando de Pablo, quien fuera abogado del ‘Cuco’ en el juicio contra éste por el crimen de Marta que se celebró por la Jurisdicción del Menor al no haber cumplido aún los 18 años. Fue absuelto del asesinato y la violación y condenado a tres años de internamiento por un delito de encubrimiento.

Con esta última resolución judicial está más cerca el enjuiciamiento del presunto falsto testimonio del ‘Cuco’ y su madre, una causa que ha vivido bastantes sobresaltos y que ha estado marcada por las grabaciones aportadas por la abogada de la familia, Inmaculada Torres, grabadas por un infiltrado. El juez de Instrucción número dos de Sevilla dictó el pasado mes de junio auto de apertura de juicio contra los dos acusados, que iban a ser juzgados por el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 7 de Sevilla, Luis Javier Santos, pero éste, por la amistad que mantiene con la abogada de los padres de la joven sevillana, decidió apartarse del caso, posición que fue avalada por la Audiencia. Finalmente será la juez Olga Cecilia quien juzgará los hechos.

En esta causa están personados, además de la Fiscalía, los padres de Marta del Castillo como acusación particular, y las defensas, la Asociación Víctimas y Justicia, como acusación pública. Esta personación se produjo después de que el juez instructor aceptara la petición de las defensas de expulsar a la familia de la joven asesinada como acusación, petición que fue apoyada por la Fiscalía. Esta decisión fue revocada por la Audiencia de Sevilla.

Un plan para «mentir»
La abogada Inmaculada Torres, que representa los intereses de los padres de la joven sevillana asesinada en este caso, solicita dos años de cárcel para ambos acusados, una multa de 1.800 euros y una indemnización de diez mil euros para Antonio del Castillo y a Eva Casanueva. En idénticos términos es la petición de condena de la Asociación Víctimas y Justicia, personada como acusación popular. La Fiscalía, en cambio, solicita ocho meses de prisión y multa de cinco meses a razón de diez euros diarios.

El juez instructor, en su auto de procesamiento, señaló que el ‘Cuco’ y su madre «urdieron un plan con la única finalidad de engañar» al tribunal de la Audiencia de Sevilla, en cuyo juicio declararon como testigos y estaban obligados a decir la verdad.

Para la familia de Marta, el ‘Cuco’ y su madre se pusieron de acuerdo, «con temerario desprecio hacia la verdad y con la intención de inducir a error al tribunal sobre los hechos objeto de enjuiciamiento, para aportar datos falsos y realizar manifestaciones falaces, mendaces y reticentes» durante su testifical en el juicio del asesinato de la joven sevillana.

Todo ello para decir que el ‘Cuco’ no había estado en el piso de León XIII, donde Marta fue asesinada, la noche del 24 de enero de 2009 y que, en cambio, se encontraba en su domicilio durmiendo a la 01,30 horas de la madrugada del día 25 de enero. La Audiencia de Sevilla, en su sentencia por el caso Marta, acreditó que el ‘Cuco’ sí estuvo en el piso de Carcaño aquella noche y «ayudó» al único condenado y a otras personas a deshacerse del cuerpo de la menor.Ya hay fecha para sentar en el banquillo de los acusados a Francisco Javier García, el ‘Cuco’, y su madre Rosalía García, por presuntamente mentir en el juicio celebrado en 2011 en la Audiencia de Sevilla contra los cuatro adultos acusados del crimen de Marta del Castillo. Será en mayo de 2022 cuando comience la vista oral contra el ‘Cuco’ y su madre por falso testimonio, un juicio en el que tendrá que declarar Miguel Carcaño, único condenado por el asesinato de la joven sevillana en enero de 2009.

Según una diligencia de ordenación del Juzgado de lo Penal número siete de Sevilla, a la que ha tenido acceso este periódico, el juicio está previsto que se desarrolle durante seis sesiones, comenzando el 26 de mayo a las 9.30 horas y continuando los días 27 y 31 de ese mismo mes y los días 2, 7 y 9 de junio.

Igualmente, en un auto de misma fecha, la juez acuerda admitir todas las pruebas propuestas por las partes personadas, destacando la testifical de Miguel Carcaño, quien cumple condena en la cárcel manchega de Herrera de la Mancha. Carcaño tendrá que comparecer, previsiblemente por vídeoconferencia, como testigo, por lo que estará obligado a decir la verdad de lo que él presenció bajo la advertencia de incurrir en un delito de falso testimonio si mintiera. Carcaño situó al ‘Cuco’ en el piso de León XIII, donde ocurrió el crimen, la tarde noche del 24 de enero, en contra de lo que manifestó Francisco Javier García en el juicio de la Audiecnia de Sevilla, donde declaró, como su madre, como testigo.

Además de Carcaño, también comparecerán como testigos los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, vecinos y amigos de los acusados, que ya testificaron en el juicio contra Carcaño y el resto de adultos que finalmente resultaron absueltos: Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado (hermano de Carcaño) y su novia María García.

Cambio de juez
La juez ha admitido las testificales propuestas por las defensas, como el letrado Fernando de Pablo, quien fuera abogado del ‘Cuco’ en el juicio contra éste por el crimen de Marta que se celebró por la Jurisdicción del Menor al no haber cumplido aún los 18 años. Fue absuelto del asesinato y la violación y condenado a tres años de internamiento por un delito de encubrimiento.

Con esta última resolución judicial está más cerca el enjuiciamiento del presunto falsto testimonio del ‘Cuco’ y su madre, una causa que ha vivido bastantes sobresaltos y que ha estado marcada por las grabaciones aportadas por la abogada de la familia, Inmaculada Torres, grabadas por un infiltrado. El juez de Instrucción número dos de Sevilla dictó el pasado mes de junio auto de apertura de juicio contra los dos acusados, que iban a ser juzgados por el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 7 de Sevilla, Luis Javier Santos, pero éste, por la amistad que mantiene con la abogada de los padres de la joven sevillana, decidió apartarse del caso, posición que fue avalada por la Audiencia. Finalmente será la juez Olga Cecilia quien juzgará los hechos.

En esta causa están personados, además de la Fiscalía, los padres de Marta del Castillo como acusación particular, y las defensas, la Asociación Víctimas y Justicia, como acusación pública. Esta personación se produjo después de que el juez instructor aceptara la petición de las defensas de expulsar a la familia de la joven asesinada como acusación, petición que fue apoyada por la Fiscalía. Esta decisión fue revocada por la Audiencia de Sevilla.

Un plan para «mentir»
La abogada Inmaculada Torres, que representa los intereses de los padres de la joven sevillana asesinada en este caso, solicita dos años de cárcel para ambos acusados, una multa de 1.800 euros y una indemnización de diez mil euros para Antonio del Castillo y a Eva Casanueva. En idénticos términos es la petición de condena de la Asociación Víctimas y Justicia, personada como acusación popular. La Fiscalía, en cambio, solicita ocho meses de prisión y multa de cinco meses a razón de diez euros diarios.

El juez instructor, en su auto de procesamiento, señaló que el ‘Cuco’ y su madre «urdieron un plan con la única finalidad de engañar» al tribunal de la Audiencia de Sevilla, en cuyo juicio declararon como testigos y estaban obligados a decir la verdad.

Para la familia de Marta, el ‘Cuco’ y su madre se pusieron de acuerdo, «con temerario desprecio hacia la verdad y con la intención de inducir a error al tribunal sobre los hechos objeto de enjuiciamiento, para aportar datos falsos y realizar manifestaciones falaces, mendaces y reticentes» durante su testifical en el juicio del asesinato de la joven sevillana.

Todo ello para decir que el ‘Cuco’ no había estado en el piso de León XIII, donde Marta fue asesinada, la noche del 24 de enero de 2009 y que, en cambio, se encontraba en su domicilio durmiendo a la 01,30 horas de la madrugada del día 25 de enero. La Audiencia de Sevilla, en su sentencia por el caso Marta, acreditó que el ‘Cuco’ sí estuvo en el piso de Carcaño aquella noche y «ayudó» al único condenado y a otras personas a deshacerse del cuerpo de la menor.

Deja un comentario