Benito Delgado Parra: Dulce Venganza

Hay un corredor generacional en los ochenta donde los pasotas y progres de los setenta se atascan para ver cómo las tribus urbanas más novedosas asaltan el poder de la calle, la moda y los escenarios. Fue la dulce venganza generacional de los hijos que parieron los hijos del agobio. Una generación instalada en el bienestar, el hedonismo y el desenfado más absoluto. Su lema podría ser: ¿trabajas o diseña?, porque el furor por ser diseñador o artista fue tan ciclónico que te convertía en vulgar si no estabas en esa onda. Las únicas normas que se implantaron fueron las que servían para no seguirlas. Y así, gente que no sabía cantar, ni tocar, por ejemplo, se subían a los… Ver MásHay un corredor generacional en los ochenta donde los pasotas y progres de los setenta se atascan para ver cómo las tribus urbanas más novedosas asaltan el poder de la calle, la moda y los escenarios. Fue la dulce venganza generacional de los hijos que parieron los hijos del agobio. Una generación instalada en el bienestar, el hedonismo y el desenfado más absoluto. Su lema podría ser: ¿trabajas o diseña?, porque el furor por ser diseñador o artista fue tan ciclónico que te convertía en vulgar si no estabas en esa onda. Las únicas normas que se implantaron fueron las que servían para no seguirlas. Y así, gente que no sabía cantar, ni tocar, por ejemplo, se subían a los… Ver Más

Deja un comentario