Abengoa desarrolla un generador de electricidad a partir de hidrógeno en la Zona Franca

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha visitado hoy en la Zona Franca del Puerto la planta piloto para la producción de energía mediante el empleo de pilas de combustible de hidrógeno que la compañía sevillana Abengoa, a través de su filial Abenewco1, ha desarrollado en el recinto fiscal. La principal novedad de la planta es que es la primera del mercado capaz de operar de una forma dinámica, flexible, versátil y con una importante reducción de costes.  

En esta visita, Juan Espadas ha estado acompañado por el delegado especial de la Zona Franca de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero y el presidente de Abenewco1, Juan Pablo Lopez-Bravo, así como de otros directivos de la compañía. «Estamos ante un potente trabajo de investigación y de innovación tecnológica que revela en toda su dimensión el talento que existe en la empresa Abengoa, que es un orgullo para Sevilla y Andalucía. De hecho, este proyecto, como en su día fueran sus iniciativas innovadoras en materia solar y termosolar, vuelve a colocar a Sevilla como protagonista de la ingeniería aplicada a las energías renovables», ha dicho Juan Espadas.

En opinión del alcalde, esta planta de Abengoa pone de relieve que Sevilla es una referencia para el Pacto Verde Europeo en cuanto a varios de sus ejes centrales: el cambio de modelo energético, la apuesta por las energías renovables y el crecimiento económico a través de la industria. Juan Espadas, por último, ha recordado que toda esta línea de trabajo para la diversificación y la sostenibilidad de nuestra economía y la colaboración público-privada que requiere se encuadra en el Plan Estratégico Sevilla 2030.

Con el proyecto Grasshopper (GRid ASsiSnting modular HydrOgen Pem PowER plant, o, lo que es lo mismo, planta de potencia de pilas de hidrogeno tipo PEM para asistencia a balance de red), se crea una nueva generación de plantas de potencia basada en pilas de combustibles de hidrógeno, tipo PEM, capaz de operar de forma dinámica, siendo capaz de adaptarse a las necesidades de la demanda de la red eléctrica, con una gran capacidad de respuesta, lo que la convierte en una instalación 100% gestionable.

Ese valor añadido le permite situarse en una posición muy competitiva en los mercados de reserva eléctrica, una vez que la planta piloto llegue a desarrollarse a nivel comercial. Actualmente, ya se trabaja en una solución a mayor escala, lo que posibilitará su incorporación al mercado de forma casi inmediata. Este generador tendrá como destino una planta química de los Países Bajos.El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha visitado hoy en la Zona Franca del Puerto la planta piloto para la producción de energía mediante el empleo de pilas de combustible de hidrógeno que la compañía sevillana Abengoa, a través de su filial Abenewco1, ha desarrollado en el recinto fiscal. La principal novedad de la planta es que es la primera del mercado capaz de operar de una forma dinámica, flexible, versátil y con una importante reducción de costes.  

En esta visita, Juan Espadas ha estado acompañado por el delegado especial de la Zona Franca de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero y el presidente de Abenewco1, Juan Pablo Lopez-Bravo, así como de otros directivos de la compañía. «Estamos ante un potente trabajo de investigación y de innovación tecnológica que revela en toda su dimensión el talento que existe en la empresa Abengoa, que es un orgullo para Sevilla y Andalucía. De hecho, este proyecto, como en su día fueran sus iniciativas innovadoras en materia solar y termosolar, vuelve a colocar a Sevilla como protagonista de la ingeniería aplicada a las energías renovables», ha dicho Juan Espadas.

En opinión del alcalde, esta planta de Abengoa pone de relieve que Sevilla es una referencia para el Pacto Verde Europeo en cuanto a varios de sus ejes centrales: el cambio de modelo energético, la apuesta por las energías renovables y el crecimiento económico a través de la industria. Juan Espadas, por último, ha recordado que toda esta línea de trabajo para la diversificación y la sostenibilidad de nuestra economía y la colaboración público-privada que requiere se encuadra en el Plan Estratégico Sevilla 2030.

Con el proyecto Grasshopper (GRid ASsiSnting modular HydrOgen Pem PowER plant, o, lo que es lo mismo, planta de potencia de pilas de hidrogeno tipo PEM para asistencia a balance de red), se crea una nueva generación de plantas de potencia basada en pilas de combustibles de hidrógeno, tipo PEM, capaz de operar de forma dinámica, siendo capaz de adaptarse a las necesidades de la demanda de la red eléctrica, con una gran capacidad de respuesta, lo que la convierte en una instalación 100% gestionable.

Ese valor añadido le permite situarse en una posición muy competitiva en los mercados de reserva eléctrica, una vez que la planta piloto llegue a desarrollarse a nivel comercial. Actualmente, ya se trabaja en una solución a mayor escala, lo que posibilitará su incorporación al mercado de forma casi inmediata. Este generador tendrá como destino una planta química de los Países Bajos.

Deja un comentario